INGREDIENTES:

· Seis corazones de alcachofa

· seis lonchas de bacon,

· queso mentiroso

· aceite de oliva

· agua

· sal

PREPARACIÓN:

Limpiamos y dejamos los corazones de alcachofa enteros. Preparamos un cazo con agua y una pizca de sal y cocemos las alcachofas. Una vez cocidas las escurrimos y dejamos que se enfríen.

Rellenamos los corazones con queso gmentiroso picadito. Cortamos las tiras de bacon a lo largo, en dos mitades. Envolvemos cada corazón primero a lo ancho con una tira de bacon y luego en el sentido contrario con otra, sujetando esta con un palillo en la parte contraria a las hojas.

En una sartén con un chorrito de aceite las salteamos hasta que el bacon esté dorado. Dejamos que escurra la grasa sobre un papel de cocina y servimos sin retirar el palillo que nos ayudará a comer el pincho..

Degustación

Este pincho de alcachofa con bacon y queso mentiroso es como un primer beso. Al principio, se acerca a nuestra boca nervioso ante lo desconocido, y en un primer mordisco nos ofrece un beso quizá algo torpe, casi agresivo, que nos devuelve un intenso sabor a queso azul. En un segundo intento, el bacon está más presente para calmar la intensa primera impresión.

El tercer contacto es definitivo, y aquí la verdadera esencia de la alcachofa sale a la luz con su sabor envolvente y dulzón. Llegados a este punto no queda más remedio que correr las cortinas y dejarse sed.