Los batidos caseros son un refresco perfecto para los días de calor. En casa son un clásico del verano, los preparamos con fruta fresca fresca y siempre gustan. En este caso hemos utilizado frutas de temporada: un batido de sandía y plátano.

Hacer batidos es tan sencillo como triturar los ingredientes y servirlos bien fríos. La sandía y el plátano son dos frutas que combinan perfectamente. Vamos a por la receta.

Ingredientes para 4 personas:

· 500 gr. de sandía.

· 2 plátanos.

· 2 cucharadas de azúcar de coco

· 500 ml. de leche.(o leche vegetal)

· Azúcar y agua para decorar los vasos (opcional).

· Hielo picado al gusto.

Preparación del batido de sandía y plátano:

– Un rato antes de tomar el batido, mete los vasos al congelador para que estén bien fríos. – Trocea la sandía y quítale las pepitas. – Pela y trocea los plátanos.

Añade la fruta al vaso de la batidora con el azúcar y tritura todo hasta que quede una mezcla líquida.

Riega la fruta con la leche y continúa triturando hasta que todos los ingredientes se integren por completo.

Para decorar los vasos: echa un poco de agua en un plato y un poco de azúcar en otro. Sumerge ligeramente el borde del vaso en el plato con agua y, a continuación, impregna el borde del vaso con el azúcar para que se adhiera.

Esta técnica se usa mucho en coctelería y se llama escarchar. – Sirve el batido de sandía y plátano en tus vasos escarchados con hielo picado al gusto.