La coliflor es una inflorescencencia, es decir que nos comemos las flores, pasa como con la alcachofa, ¿es divertido verdad?

Siempre me he preguntado a quién se le ocurrió por primera vez comer algunos productos, con el olor tan poco apetecible que despide la coliflor cuando se cuece quien la probó por primera vez debía estar realmente desesperado…De hecho los romanos ya la cultivaban pero no para alimentación sino como remedio para el dolor de cabeza o la diarrea.

Ingredientes 4 personas: 1 coliflor verde 60 cc de aceite de oliva virgen 60 grs de harina 250 cc de leche semidesnatada o leche de arroz. 300 cc del agua de cocer la coliflor sal nuez moscada Preparación: Ponemos la coliflor a hervir al vapor unos 20 minutos aproximadamente.

Pasado el tiempo verificamos que la coliflor está entera pero cocida y la disponemos en una fuente, reservamos en el horno sin temperatura para que no se enfríe.

Reservamos 300 cc del agua de cocción en el vaso de la batidora, añadimos la leche, la harina, el aceite, sal y nuez moscada. Mezclamos 8 segundos a velocidad máxima.

Ponemos en un cazo y calentamos unos 8 minutos o hasta que espese.

Cubrimos con esta salsa la coliflor y servimos inmediatamente.

La coliflor al vapor mantiene todo el sabor, la suavidad de la salsa combina de maravilla y el contraste de colores es muy apetecible