Esta clínica con sede en Andalucía está formada por un equipo médico de profesionales de primer nivel que tratan diversos problemas relacionados con el exceso de peso

Sin duda alguna, la obesidad es una de las enfermedades crónicas de origen multifactorial que afecta a más personas de todas las partes del mundo. Una enfermedad prevenible que está muy presente en algunos países como Estados Unidos, pero que en los últimos años también se ha extendido a otros países occidentales como Francia, Italia o España.

Es especialmente reseñable el caso de nuestro país, ya que según el último Estudio de la Obesidad (SEEDO) elaborado por la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), en España la tasa de obesidad se ha duplicado en los últimos 20 años y se estima que el 53% de las personas adultas están por encima de su peso ideal.

Una enfermedad que tiene tratamiento, y que se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa o hipertrofia general del tejido adiposo en el cuerpo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad se produce cuando el Índice de Masa Corporal (IMC) de las personas es igual o superior a 30kg/m²; o cuando el perímetro abdominal en los hombres es mayor o igual a 102 cm, y en las mujeres es superior o igual a 88 cm.

Muchas personas padecen este tipo de enfermedad y son incapaces de ponerle freno, por lo que no dudan ni un solo momento en la posibilidad de ponerse en manos de auténticos profesionales que sean capaces de aplicar algún tipo de tratamiento endoscópico. Por ejemplo, en la clínica Obymed está muy de moda la implantación del balón intragástrico o del método Apollo como tratamientos para acabar con el sobrepeso y la obesidad.

 

Tratamientos contra la obesidad: el método Apollo

Probablemente, la mayoría de las personas nunca hayan oído hablar del Método Apollo, ya que es un tipo de técnica endoscópica novedosa que permite reducir la capacidad del estómago. Un tratamiento seguro y eficaz, mediante el cual los usuarios aumentan la sensación de saciedad tras la ingesta de una menor cantidad de alimentos.

Un tratamiento que no es para nada peligroso, pero para el cual es necesario realizar una intervención bajo anestesia general. El procedimiento es bien sencillo, ya que este se realiza por vía oral, sin necesidad de llevar a cabo incisiones o cicatrices que dejen huella en las personas, introduciendo para ello un sencillo dispositivo que realiza diversas suturas continuas a lo largo de toda la pared gástrica.

El método Apollo es una intervención bastante rápida, puesto que en aproximadamente 1 hora estará totalmente finalizada, y lo mejor de todo, el paciente podrá recuperar de forma rápida recibiendo el alta en menos de 24 horas. Una técnica muy segura llevada a cabo en la clínica Obymed, que se caracteriza por su mínima invasididad, por lo que el riesgo de complicaciones durante la intervención al paciente es muy bajo.

Un método de reducción del estómago que está especialmente diseñado para personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) de 30-40, pero que también puede ser aplicado en otros pacientes que ya hayan recibido algún tipo de cirugía de reducción gástrica.

 

Tratamientos contra el sobrepeso: el balón intragástrico

Por otro lado, si hablamos de la clínica andaluza Obymed especializada en la aplicación de tratamientos contra el sobrepeso y la obesidad, no podemos olvidarnos de uno de sus métodos más conocidos y eficaces: el Balón intragástrico.

Una técnica que vio la luz por primera vez en el año 1999, y que desde entonces no ha dejado de aplicarse a diferentes tipos de pacientes que tenían graves problemas a la hora de perder grandes cantidades de peso. El tratamiento del balón intragástrico consiste en un procedimiento ambulatorio, mediante el cual se lleva a cabo la implantación de un balón expandible de silicona en el interior del estómago.

Esta intervención requiere de una sedación profunda del paciente, ya que el balón expandible se introduce en el cuerpo de la persona mediante la técnica endoscópica (a través de la boca) hasta que se coloca en la cavidad del estómago. Una intervención que no dura más de 20 minutos, y que ayuda al paciente a tener una mayor sensación de saciedad después de las comidas.

Una forma rápida, segura y sencilla de perder kilos en muy poco tiempo, que es especialmente recomendable para aquellos pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) igual o superior a 27 kg/m².