Ingredientes

* - Para 2 personas:

* 1 remolacha

* 1/2 nabo

* 1 chalota

* 1 patata

* 20 g de puré de rábano picante

* 30 g de semillas de mostaza

* agua

* aceite de oliva

* sal

* hojas de rúcula

* flores de cebollino

* - Para la vinagreta:

* 1 vaina de vainilla

* 1 cucharada de vinagre de vino

* 3 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración de los raviolis de nabo y remolacha

Corta el nabo en rodajas finas con la mandolina, dales forma circular del mismo tamaño con la ayuda de un cortapastas y escáldalas en un cazo con agua hirviendo durante unos segundos. Retíralas a un bol con agua fría para cortar la cocción. Reserva. Para el relleno del nabo, pon a cocer la patata en un cazo con agua y sal. Retira la piel, pon la patata en un bol, machácala y mézclala con el puré de

rábano picante. Extiende las rodajas de nabo y coloca un poco del relleno sobre cada una. Dóblalas por la mitad y sella los bordes (como si fueran empanadillas). Pela la remolacha, córtala en rodajas finas con la mandolina y dales forma circular del mismo tamaño con la ayuda de un cortapastas (reserva los restos). Escáldalas en un cazo con agua hirviendo y retíralas a un bol con agua fría para cortar la cocción. Reserva. Para el relleno de la remolacha, pica los restos de remolacha y saltéalos en una sartén con un chorrito de aceite. Pica la chalota y añádela a la sartén. Cocina durante unos minutos y resérvala en un bol. Extiende las rodajas de remolacha, coloca encima el relleno y cubre con otra rodaja. Pon a cocer las semillas de mostaza en una cazuela con abundante agua durante unos minutos. Escúrrelas sobre un bol y añade un chorrito de aceite de oliva. Reserva. Para la vinagreta, retira la esencia de la vainilla y ponla en un bol. Agrega el vinagre y el aceite de oliva. Mezcla y reserva. Sirve en un plato los raviolis de remolacha y nabo con las semillas de mostaza. Acompaña con unas hojas de rúcula y salsea con la vinagreta. Decora con unas flores de cebollino.