INGREDIENTES:

* 380 gr. de lentejas pardinas

* 1 cebolla

* 3 dientes de ajo

* 1 trozo de raíz de jengibre,

* 1 cucharilla de café de comino,

* 1 cucharilla de café de pimienta negra recién molida,

* Sal al gusto

* Aceite de oliva virgen extra.

* 200 gr. de fresas

* 60 gr. de cebolla morada

* ½ aguacate

* 40g de nueces

* 30-40g de aceite de oliva virgen extra

* 5 gr. de vinagre de Módena

* 5-10 gr. de aceite de sésamo

* Pimienta negra

* Queso cabra (opcional)

PREPARACION:

Primero cocina las lentejas. Lávalas y escúrrelas y a la olla. Cuécelas con una cebolla pelada y partida en dos mitades, los ajos, una rodaja de la raiz de jengibre, el comino, la pimienta, sal al gusto y un chorro de aceite de oliva virgen extra. Cubre de agua hasta dos dedos por encima de las lentejas. Deja la olla en el fuego y cuando empiece a hervir, baja el fuego y cocina durante aproximadamente media hora.

Utiliza esos treinta minutos para preparar el resto de ingredientes que componen la receta. Como siempre, lava las fresas, retira el pedúnculo y córtalas en dados. Ponlas en un cuenco y añade la cebolla morada piada, el aguacate (que debes cortar en dados) y las nueces. Aderézalo todo con los aceites (de oliva y de sésamo), el vinagre, la pimienta y la sal.

Cuando tus lentejas estén listas, tienes dos opciones: servirlas calientes o frías. En cualquiera de los dos casos, retira antes la cebolla, el ajo y el jengibre del guisado y pon las lentejas en el plato en el que servirás. Luego reparte tu mezcla de fresas, aguacate, espárragos, cebolleta, nueces y queso. ¡Ya tienes listo tu plato!

Como ves, las fresas tienen multitud de opciones, todas ellas muy saludables, originales y divertidas. Si ya te has cansado de ver las fresas en tartas o en mousse, atrévete con estas recetas y descubre nuevas combinaciones de sabores muy interesantes y sabrosas.