España es el segundo país de Europa en cuanto al número de hombres con alopecia. Es el resultado que arroja un estudio de TripAvisor, que apunta que el 42,60% de los varones españoles sufren este problema capilar, un índice solo por detrás de la República Checa, donde es de 42,79%. Es por ello que los hombres de nuestro país se preguntan cada vez más cuánto cuesta un trasplante de pelo para, así, someterse a un injerto capilar para recuperar su cabellera en centros como Medical Hair.

En los últimos años, Turquía ha ganado popularidad como destino para aquellos hombres interesados en un trasplante capilar, acuciados por buscar una solución para su incipiente alopecia. Los bajos precios de estas intervenciones en el país turco han sido hasta ahora un factor determinante, pero lo cierto es que también es posible encontrar en España clínicas capilares como la mencionada Medical Hair donde realizar un injerto capilar a un coste económico y con el mejor de los resultados.

En cualquier caso, antes de someterse a este tipo de cirugía, es conveniente investigar e informarse sobre qué es realmente un injerto capilar, en qué consiste y todo lo que ello conlleva. Incluso es interesante saber qué factores devienen en la alopecia que afecta al 42,60% de los hombres españoles.

¿Qué es el injerto capilar?

El injerto capilar, también denominado microinjerto o microtrasplante folicular, es, básicamente, un trasplante de pelo de una zona de la cabeza a otra. Generalmente, se trasplanta el pelo de zonas donde nunca se pierde, como la nuca o los laterales de la cabeza, a aquellas áreas donde la escasez de pelo ya es patente o definitiva. Es decir, en aquellas zonas afectadas por la alopecia.

El injerto capilar es una técnica de microcirugía que requiere de mucha precisión. Es por ello que se trata de una intervención que solo puede ser llevada a cabo por un especialista. Este especialista toma folículos de pelo de la nuca o el lateral y, después, los inserta con precisión milimétrica con la ayuda de unas pinzas en las zonas deseadas. Como medida preventiva se anestesia el área de la cabeza donde se va a trasplantar el cabello.

Además, cabe señalar que, antes del injerto del pelo, el especialista trazará una distribución previa del pelo en la zona a colocar mediante filas con uno o dos cabellos en cada punto. Será una distribución estratégica, pensada e ideada para favorecer su consolidación con el paso del tiempo mientras el pelo crece.

Las ventajas del injerto capilar

Someterse a una cirugía como el injerto capilar conlleva una seria de ventajas que la hacen una opción interesante para aquellos hombres afectados por la alopecia y que quieren recuperar su cabello. La principal ventaja es que es el propio paciente quien se convierte en donante de su propio pelo. Se trata de un hecho que favorecerá la consolidación del nuevo cabello y mantendrá el mismo todo de color.

En este sentido, se elimina la posibilidad del rechazo de nuevo pelo, y tampoco es necesario el ingreso en el centro sanitario del paciente. Esta intervención es una cirugía menor, por lo que solo requiere de anestesia local. Por último, cabe señalar la ventaja más: el injerto capilar es una técnica con resultados respaldados por la ciencia y, a través de la cual, el pelo trasplantado será para toda la vida, cumpliendo el deseo del paciente que ha decidido dar este paso.

¿En qué consiste el postoperario tras el injerto capilar?

La cirugía para el injerto capilar consiste en una intervención tan sencilla que el postoperatorio no requerirá de grandes esfuerzos ni supondrá ningún obstáculo para que el paciente pueda llevar a cabo su vida normal. Esto es debido a que el pelo implantado es del propio paciente, por lo que no existirá rechazo por parte del organismo.

La operación se realiza con incisiones microscópicas en la zona alopécica, es decir, que las cicatrices serán insignificantes y tan solo se formará una ligera costra que se eliminará rápidamente. Además, el único tratamiento a seguir será el uso de un champú antiséptico específico durante los primeros 15 días y evitar situaciones en las que el cabello sufra como el deporte, la exposición al sol o situaciones con alta humedad como la entrada en saunas.

¿Y cuándo se notarán los resultados? Es la pregunta más frecuente de las personas que ya se han sometido al injerto capilar o que se lo están planteando. El nuevo cabello ya no se caerá, puesto que proviene de zonas donde la genética impide su caída y mantiene esa condición en su nuevo emplazamiento. Sin embargo, el proceso requiere paciencia, puesto que el pelo implantado pero necesitará de alrededor de un año para su adaptación, consolidación y correcto crecimiento.

En conclusión, el injerto capilar es una técnica sencilla y sin consecuencias que representa una solución perfecta para aquellas personas que sufren alopecia, quieren volver a recuperar el cabello perdido. Cuando se habla del trasplante capilar, generalmente se habla de hombres, pero lo cierto es que, aunque en menor medida, también afecta a mujeres. Además, es también una operación ideal para otras personas que han perdido el pelo tras someterse a radioterapia quimioterapia.