Justo con la puesta de Sol, sobre las 18:00 horas de este viernes,  10 de enero, se podrá observar un eclipse penumbral de Luna en la Península Ibérica. La máxima oscuridad aquí se apreciará en torno a las 20:30 y también será visible en casi todo el continente euroasiático,  buena parte de África y Oceanía.

¿Qué es un eclipse penumbral?

La sombra proyectada por la Tierra tiene dos áreas diferenciadas: la umbra y la penumbra. La primera es una zona en la cual la luz directa del Sol es completamente eclipsada; la penumbra, por su parte, se caracteriza por ser un sector donde la iluminación del Sol es visible sólo parcialmente.

Así, cualquier objeto que atraviese la zona de penumbra, en este caso la Luna, seguirá siendo iluminado, pero con menor intensidad de lo normal.

¿Será fácil verlo?

Sí, no es necesario contar con un instrumento especial para su observación. Al ser penumbral solo se divisará cómo el brillo de la Luna disminuye, por lo que habrá que estar muy atento para apreciarlo. 

En el momento del eclipse, hacia el suroeste, además se podrá observar Venus con total claridad, puesto que se convertirá en el objeto más brillante después de la Luna.

A orillas del Cantábrico, Pirineos y en la vertiente mediterránea –sobre todo Comunidad Valenciana y Murcia-, así como en Baleares y Canarias, la observación probablemente se verá afectada por la nubosidad abundante. Madrid y Barcelona serán unas de las ciudades donde mejor se podrá disfrutar, porque dispondrán de grandes claros. 

¿Es seguro observar el eclipse lunar?

De nuevo la respuesta es sí. No hay ningún problema en observar directamente los eclipses, siempre y cuando sean de Luna. Hay una trampa para los observadores que opten por usar el telescopio: se debe mirar la Luna siempre con el mismo ojo y reservar el otro para ver mejor los puntos de menor brillo.

Para ampliar información: Un eclipse de Luna penumbral será visible desde España el viernes

Más recursos fotográficos:

https://www.tiempo.com/sobre-nosotros