La Comunidad de Madrid ha activado su sistema de vigilancia e información diaria de los niveles de polen presentes en la atmósfera de la región, a través de la Red Palinológica de la Comunidad de Madrid (Red Palinocam), que coordina la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad.

Este sistema de información, operativo hasta el 30 de junio, utiliza distintos canales para informar a los madrileños de la presencia y predicciones del polen más relevante en cada época del año, mediante envío de mensajes SMS al teléfono móvil o bien por correo electrónico.

En invierno, es el polen de las especies de la familia Cupresáceas el tipo polínico más importante, tanto por su abundante presencia atmosférica como por su alergenicidad, siendo casi el único polen alergénico con incidencia alta en esta época del año.

Este tipo de árboles están presentes, sobre todo, en los jardines y setos de las urbanizaciones, como por ejemplo las arizónicas, tuyas, enebros o cipreses.

Para suscribirse a la recepción de mensajes SMS, se debe enviar un mensaje de texto con el asunto ALTAPOLEN al número 217035, o bien suscribirse a este servicio y a la recepción de información sobre polen a través de la página web www.comunidad.madrid/servicios/salud/polen

La Red Palinológica actualiza en la página web, de lunes a viernes, la información sobre los niveles de polen en el aire correspondientes al día anterior, e incluye cada día la predicción de los niveles esperados para tres días consecutivos (72 horas). A través de los SMS también se recibe la predicción de los niveles altos o muy altos.

También se puede seguir la información sobre predicción de niveles elevados de polen a través de las cuentas de twitter @SaludMadrid y @012CMadrid.

CONSEJOS PARA ALÉRGICOS

La persona alérgica debe conocer el tipo del polen al que es alérgico, los periodos del año de polinización, los niveles y, si es posible, la predicción de los tipos polínicos. También debe seguir la medicación según las pautas prescritas por el médico y, en todo caso, evitar el contacto del polen con las mucosas de la boca, nariz y ojos, empleando gafas de sol y mascarillas.

Sanidad recuerda que los fármacos antihistamínicos pueden producir somnolencia y disminución de la atención, lo que debe tenerse muy en cuenta a la hora de conducir y realizar otras actividades que requieran concentración. Se recomienda viajar en coche con las ventanillas cerradas y evitar, si es posible, desplazamientos en moto o bicicleta.

En los domicilios, se aconseja utilizar el aspirador y bayetas húmedas para limpiar el polvo y evitar, de esta manera, la proliferación de ácaros. También se recomienda emplear filtros de polen en el aire acondicionado de viviendas y de los vehículos.