He elegido para coronar esta preparación algunas de mis frutas estivales favoritas, que son de las primeras en desaparecer del mercado, por lo que hay que darse prisa en disfrutarlas.

INGREDIENTES:

90 g de azúcar

1 sobre de azúcar vainillado (unos 7 g)

3 huevos

300 ml de leche

1 chorrito de licor dulce

125 g de harina

1 pizca de sal

4-5 peritas ERCOLINA

3-4 albaricoques.

PREPARACION:

Precalentar el horno a 180ºC y engrasar un molde bajo, redondo o cuadrado, de tamaño mediano.

Lavar y secar las peras y los albaricoques. Trocear en piezas del tamaño deseado, en forma de gajos desechando los huesos y el corazón de las peras si estuviera muy duro. Reservar. En un cuenco, batir con una batidora de varillas los huevos con el azúcar y el azúcar vainillado, hasta que quede ligeramente espumoso.

Añadir la leche y el licor (en caso de usarlo) y batir un poco más. Tamizar encima la harina con la sal y mezclar o batir a baja velocidad, hasta conseguir una masa homogénea. Verter con cuidado en el molde. Distribuir la fruta para que quede homogénea por toda la superficie. Hornear sobre una rejilla durante unos 30-35 minutos, hasta que al pinchar el centro con un palillo salga limpio. Dejar enfriar fuera del horno. Espolvorear con azúcar glasé antes de servir.