La Comunidad de Madrid comenzará próximamente una modernización del Hospital Gregorio Marañón que significará ofrecer a los madrileños unas instalaciones sanitarias de última generación y más confortables, tanto para usuarios como para los profesionales.

El Gobierno regional destinará a este proyecto una inversión de 40 millones de euros. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, acompañado por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha presentado hoy en el Hospital Gregorio Marañón los proyectos de reforma de dos de los principales pabellones de este centro sanitario, el Instituto Oncológico y el nuevo bloque quirúrgico.

El diseño y distribución de espacios han contado con la colaboración de los profesionales del propio hospital.

El objetivo de este ambicioso proyecto de modernización de las instalaciones hospitalarias consiste en “lograr unas infraestructuras más vanguardistas y humanizadas que se adapten perfectamente al futuro de la innovación sanitarias”, ha subrayado Garrido.

El Consejo de Gobierno autorizó en su reunión de ayer la celebración de dos contratos para iniciar la reforma del Hospital Gregorio Marañón, dentro del plan de infraestructuras a 10 años anunciado por el Ejecutivo regional para renovar la red de hospitales públicos con una inversión total de 1.000 millones de euros.

Con este trámite, arrancan estas dos obras de suma importancia para el hospital, que permitirán al Gregorio Marañón incorporar las últimas tecnologías e instalaciones más confortables para los pacientes, sus familiares y los profesionales. Las reformas se desarrollarán por fases para garantizar el mantenimiento y la calidad de la actividad asistencial.