La Comunidad de Madrid es la primera región de España en incorporar un sistema automatizado que revisa llamadas al 112 en las que no se detecta la voz de quien llama, con el objetivo de comprobar si se de una emergencia.
Desde hoy, en vez de cerrarse la incidencia, este nuevo asistente automatizado se hace cargo de las llamadas ‘sin audio’ que se reciben en la Sala de
Operaciones del 112 para, mediante un cuestionario tipo, confirmar si la alerta corresponde a un persona en situación de emergencia. Si el sistema detecta algún sonido, traslada de nuevo la llamada a un operador de Madrid 112 que reinicia el proceso de atención personal.
El vicepresidente, consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno regional, Pedro Rollán, ha asistido en la sala del 112 a una demostración del nuevo servicio del Sistema de Respuesta Vocal Interactiva (IVR).
Tras comprobar su funcionamiento, Rollán ha destacado la importancia de contar con este innovador protocolo de actuación que “permite ganar tiempo al dar una segunda oportunidad a esas llamadas en las que quien llama al 112 no consigue hablar con el operador, bien por la propia situación de emergencia, por impacto emocional o por cualquier otra circunstancia”. El año pasado se produjeron en torno a 44.000 llamadas ‘con silencio’ que, a partir de ahora, serán revisadas para poder atender la urgencia, si la hubiera.