Las espinillas son pequeñas manchas de grasa que aparecen en la piel debido a la obstrucción de los poros por exceso de producción de grasa y células muertas.

Aunque las espinillas no son tan graves como las causadas por acné crónico, se consideran un problema cosmético debido a la apariencia que queda en la piel.

Afortunadamente, hoy en día existen muchas alternativas para reducir su presencia en la cara, obteniendo una piel más sana.

1. Mascarilla de yogur y café

El yogur contiene ácido láctico, una sustancia que limpia la piel mientras que ayuda a regular el pH natural.

Por otra parte, el café estimula la circulación y tiene un efecto astringente que reduce las impurezas acumuladas en la piel.

Ingredientes

* ½ taza de yogur

* 1 cucharadita de café molido

Echamos una cucharadita de café en la mitad de una taza de yogur y mezclamos todo bien.

Extendemos esta mascarilla natural por la cara, realizando un masaje circular para mejorar su efecto exfoliante.

Dejamos actuar 10 minutos y retiramos con agua fría.

Podemos utilizar esta mascarilla 3 veces a la semana.

2. Mascarilla de harina de avena y aspirina

La combinación de ingredientes como la avena, la aspirina y la canela crea un muy buen tratamiento estético para la salud de la piel.

Ingredientes

* 3 aspirinas

* ½ taza de harina de avena

* ½ cucharadita de canela

* Agua (la cantidad necesaria)

Molemos la aspirina hasta que quede como el polvo y mezclamos con la harina de avena, la canela y un poco de agua.

Una vez que se obtiene una pasta espesa, aplicamos en toda la cara evitando los ojos y los labios.

Dejamos que actué durante unos 20 minutos, realizando un masaje circular.

Enjuagamos con agua fría.

Esta mascarilla se puede utilizar dos veces a la semana.

3. Mascarilla de huevo y limón

Las claras de huevo son uno de los remedios caseros más útiles para reducir la presencia de puntos negros y flacidez de la piel.

Combinado con el zumo de limón, formamos una máscara antibacteriana que reduce la presencia de agentes que causan el acné.

Ademas vamos a prevenir el envejecimiento prematuro.

Ingredientes

* 1 clara de huevo

* 1/2 limón

Batimos las claras a punto de nieve y añadimos el zumo de limón.

Aplicamos la mascarilla realizando un suave masaje circular y con cierto cuidado en la zona de los ojos.

Dejamos actuar 10 minutos y aclaramos con agua fría.

Esta mascarilla hay que aplicarla por la noche.

4. Mascarilla de miel y leche en polvo

Tanto la miel y la leche son alimentos con grandes propiedades beneficiosas para la salud de la piel.

La combinación de los dos ingredientes, te ayudará a combatir las bacterias que causan el acné y la producción del exceso de grasa.

Ingredientes

* 1 cucharada de miel

* 1 cucharada de leche en polvo

Mezcla bien los dos ingredientes y forma una pasta. Aplica la mascarilla realizando masajes circulares.

Deja actuar durante 15 minutos y enjuaga con agua fría.

Utiliza dos veces a la semana.

5. Mascarilla de canela y miel

Otra forma de disfrutar y mejorar las cualidades antibacterianas de la miel es mezclándola con un poco de canela.

Ingredientes

* 1 cucharada de miel

* 1 cucharadita de canela

Mezcla bien estos dos alimentos y aplica la mascarilla realizando un suave masaje circular y con cierto cuidado en la zona de los ojos.

Deja actuar durante 30 o 45 minutos y enjuaga