Esta receta de ensalada de brócoli fresco es una propuesta llena de salud, alegría y color. El brócoli no lleva cocción y no pierde ninguna de sus propiedades saludables.

INGREDIENTES:

· Un arbolito de brócoli de unos 600 g

· 150 g de queso fresco

· Unos tomatitos cereza

· 120 g de taquitos de jamón cocido

· 100gr de maíz dulce

· Aceite de oliva, vinagre de Jerez y sal

· Opcional: 1 cebolleta fresca o una cebolla morada

Otros ingredientes opcionales:

· Se pueden añadir unas nueces picadas o cualquier otro fruto seco que te guste (anacardos, pistachos, piñones o almendras picadas)

· También se pueden sustituir los tomates por alguna fruta fresca picada si te gusta el agridulce (manzana y piña quedan perfectas)

· Podemos sustituir el jamón cocido por un poco de pollo asado o cocido en taquitos. También le va muy bien el bacon salteado pero aumenta mucho las calorías.

PREPARACIÓN:

· La elaboración de este plato no tiene ninguna complicación. El brócoli no tiene ninguna cocción previa, así que pasamos directamente a triturarlo como ves en las fotos. Tiene que estar limpio y seco, y el tallo se desecha en sus partes más duras. Para picarlo podemos usar varios métodos:

· En la picadora, siempre teniendo ciudado de que el brócoli no se nos haga una papilla. Hay que dar pequeños golpes de batido y tenemos que ir viendo el resultado

Corta el brócoli en arbolitos y los pones al vapor 3 minutos

Con un rallador: Es el método más seguro para asegurarnos el resultado. Vamos rallando los arbolitos de brócoli con un rallador grueso y desechamos los restos del tallo cuando vemos que se vuelven más duros.

Una vez rallado el brócoli solo hay que ponerlo en un bol de servicio junto al resto de ingredientes. Se adereza con una vinagreta clásica de aceite de oliva, vinagre y sal y se conserva en frío hasta el momento de servir.