El limón es cítrico que da un juego tremendo en la cocina. Versátil hasta decir basta y capaz de conseguir transformar elaboraciones sencillas en platos sublimes. Ya sean su ralladura o su zumo, el limón encaja igual de bien en platos salados que dulces. Es de lo más agradecido.

Ingredientes para cuatro personas:

4 filetes de ternera de uno 150 g cada uno (finos, pero sin pasarse),

2 limones,

250 ml de caldo de verduras,

1 cucharada de harina fina de maiz,

25 ml de aceite de oliva virgen extra (y más para cocinar),

15 g de oregano fresca (aproximadamente),

50 ml de vino blanco,

sal y pimienta negra molida.

Elaboración:

Atemperar un poco la carne, limpiar de posibles excesos de grasa y secar con papel de cocina. Lavar bien los limones y cortar uno de ellos por la mitad. Pelar la piel con un pelador o bien cuchillo, sacando tiras sin coger mucha parte blanca, porque amarga -aunque en casa nos gusta-. Cortar en tiras finitas. Exprimir el zumo, colándolo para evitar la pulpa y los huesos. Emulsionar batiendo enérgicamente con los 25 ml de aceite de oliva, salpimentar ligeramente y mezclar bien con la piel.

Disponer los filetes en un plato hondo y cubrir con la marinada. Tapar con film y dejar una hora en el frigorífico; sacarlos 10 minutos antes de cocinar. Precalentar el horno a 60ºC o aprovechar el calor residual.

Calentar una sartén con aceite de oliva y cocinar los filetes a la plancha, escurridos del marinado, dejándolos al dente, que queden jugosos. Reservar dentro del horno caliente. Dejar la sartén al fuego a temperatura alta y echar el vino, rascando bien el fondo para sacar los jugos de la carne. Cuando se evapore el alcohol, echar toda la marinada y el caldo. Bajar el fuego y dejar cocer hasta que reduzca un poco. Diluir la harina fina de maiz en un poco de agua fría y añadirla a la sartén. Continuar cocinando hasta que espese, pero tampoco demasiado.. Servir la carne en una fuente con la salsa encima y el oregano añadido en el último momento, para que conserve su color verde. Dar un golpe de pimienta negra si se desea.