El calcio es un mineral que nuestro cuerpo necesita en grandes cantidades, pues posee valiosas funciones en nuestro organismo y más allá de ser necesario para huesos y dientes, protege la salud cardiovascular, es necesario para el sistema nervioso y muscular y podría ser de ayuda para adelgazar al participar en el metabolismo.

TOMILLO

El tomillo es una hierba que puede usarse fresca o seca, en polvo. En esta última versión se concentra su contenido en calcio alcanzando los 1900 mg del mineral por cada 100 gramos.

ENELDO

Es una hierba que concentra sus nutrientes al deshidratarse y por ello, una cucharada pequeña puede sumar casi un 20% de la recomendación de calcio al día que se sitúa en los 1000 mg.

Por cada 100 gramos el eneldo seco aporta 1700 mg de calcio

OREGANO

Es una hierba más que en su versión seca o deshidratada puede ayudarnos a sumar calcio a la dieta. Concretamente en este caso, obtendremos 1500 mg del mineral por cada 100 gramos.

SEMILLAS DE SÉSAMO

Las semillas de sésamo por su popularidad y fácil acceso son una buena opción para sumar calcio a la dieta habitual. En este caso aportan casi 1000 mg por cada 100 gramos.

SEMILLAS DE CHIA

No son un alimento milagroso pero poseen valiosas propiedades, pues además de aportar 650 mg de calcio por cada 100 gramos, son fuente de omega 3 entre los veganos.

Podemos sumar semillas de chía a un postre para utilizar sus propiedades espesantes, a un porridge para el desayuno, a una mermelada sin azúcar, a una salsa para pasta o bien, a un pan rico en fibra.