Una alimentación vegana, implica llevar una dieta 100% vegetal. Olvidándose de todo tipo de carne, pescado, mariscos, lácteos y todo lo que esté ligado a productos derivados de animales. Además, tratan de llevar un estilo de vida diferente en el que su salud y el medio ambiente se vean beneficiados, intentando de esta forma que todos los seres vivos tengan una vida plena.

En la actualidad son cada vez más los que se unen a esta forma de vida. Según la Unión Vegetariana Internacional, existen más de 600 millones de veganos en el mundo. A su vez, han aumentado también restaurantes vegetarianos y veganos, especializados en productos ecológicos.

A pesar de ello, aún existe una escasez de productos en supermercados y tiendas. Siendo los costos en su mayoría muy elevados. Los veganos necesitan cumplir con todos los requerimientos necesarios para su alimentación de lo contrario podrían afectar de manera significativa su salud.

Por eso es necesario llevar una dieta equilibrada siendo conscientes de los efectos que tiene en nuestro organismo llevar un régimen estricto de alimentos. Las proteínas de alto valor biológico, Omega-3, ácidos grasos, hierro, vitaminas B12, D y calcio son los suplementos más importantes para poder prevenir algún tipo de afección, además de beneficiarnos sustantivamente respecto a nuestra salud.

Proteínas de alto valor biológico

La proteína está conformada por una suma de “piezas” llamadas aminoácidos. Cuando una proteína contiene la cantidad necesaria para los seres humanos es cuando se dice que tiene un alto valor biológico. Los productos que la proporcionan en mayor cantidad son, fundamentalmente, los de origen animal: carne, pescado, huevos, leche, queso y yogur.

Los alimentos de origen vegetal por su parte, tienen cierto porcentaje de proteína y todos los aminoácidos esenciales están distribuidos en verduras frutas, cereales, leguminosas y semillas. Sin embargo, la cantidades distribuidas en una dieta promedio no suelen ser suficientes para alcanzar una dieta saludable.

Es por ello que, se recomienda complementar este tipo de régimen alimenticio con suplementos. En el mercado encontramos una serie de opciones nutricionales de origen vegetal que son de gran ayuda frente a un continuo desgaste físico, por ejemplo, las proteínas.

Las proteínas veganas aportan entre 50-86 % de aminoácidos esenciales, los cuales complementan los niveles requeridos a diario por nuestro organismo. Claro está, su consumo es variable y depende del peso, sexo y estilo de vida que la persona lleve a cabo. Eso sí, el cuerpo humano necesita al menos, tanto para hombres como para mujeres, 0.80 gramos de proteína por cada kilogramo de su peso corporal. Además, según ultimas investigaciones de la OMS: “Las proteínas deberán aportar entre el 10% y el 15% de las calorías de ingesta energética diaria total.”

 

Omega-3

Es un ácido graso esencial que lo necesitamos para diversos procesos biológicos en nuestro organismo. Sus principales beneficios son ayudar en la coagulación de la sangre, prevenir problemas cardiovasculares, regulares triglicéridos en la sangre y disminuir el riesgo de sufrir Alzheimer. Los alimentos que contienen esencialmente omega 3 son los pescados, crustáceos y moluscos en su mayoría. Los veganos por su parte pueden conseguir este elemento en semillas como: la chía, linaza, nueces, almendras y cacahuates. Es recomendable consumir entre el 25 y 30% de este tipo de semillas en una dieta semanal.

 

Hierro

El cuerpo humano necesita este mineral para fabricar la proteína de la hemoglobina. La falta del hierro en la sangre puede causar cansancio, fatiga y hasta alucinaciones. Por ello incluye en tu dieta lentejas, espinacas, quinua, soya, pan integral, avena y ajonjolí. Estos alimentos le proporcionan a tu cuerpo la cantidad de hierro necesaria para su correcto funcionamiento. Como dato adicional es importante que los consumas acompañados de vitamina C para una mejor absorción.

 

Vitamina B12

La vitamina B12, al igual que las otras vitaminas del complejo B, es importante para el metabolismo de proteínas. Ayuda a la formación de glóbulos rojos en la sangre y al mantenimiento del sistema nervioso central.

Los veganos consumen algunos alimentos como la levadura de cerveza, las algas, hongos comestibles, el germen de trigo y la soja. Debido a que estos alimentos no son suficientes para una dieta normal, existen pastillas y gotas que ayudan a complementar.

Vitamina D

Su principal función es permitir que el organismo absorba de forma correcta el calcio que obtenemos a través de los alimentos. La vitamina D previene enfermedades como esclerosis múltiple, artritis reumatoide, etc. La forma más recomendable de obtenerla y la más natural, es la exposición a los rayos sol por unos 15 minutos. De esta manera nuestro organismo sintetizara el nutriente acumulándolo en el hígado como reserva. Por otro lado, para los días fríos se puede utilizar también suplementos en forma de cápsulas para una dieta completa.