Cuando tienes ganas de salir de la rutina culinaria y disfrutar un platillo gustoso y fácil de preparar, la mejor opción es esta receta que te comentamos a continuación.

INGREDIENTES:

· 1 pizca de sal.

· Aceite de oliva.

· 1 pechuga de pollo (330 g).

· 2 cucharadita de azúcar (30 g).

· 1 taza de piña en trozos (140 g).

· ½ copa de vinagre de vino (40 mL).

· 2 cucharadas de zumo de limón (30 mL).

· 2 kiwis medianos, pelados y cortados (70 g).

· 1 cucharada de perejil fresco picado (10 g).

· 1 naranja mediana, pelada, sin semillas y cortada (1 kg).

· ½ cucharada de cebolla morada, finamente picada (10 g).

· 2nectarinas peladas cortadas en trozos (400 g).

PREPARACIÓN:

· Primero, coge una tabla para picar y un cuchillo fino. Pela y corta todas las frutas en pequeños trozos. No olvides retirar las semillas y colocarlas aparte.

· Una vez que lo hayas hecho, coloca todas las frutas en un envase, preferiblemente de vidrio, y guárdalo en tu refrigerador por 2 ó 3 horas. Este paso es necesario para que el sabor de todas las frutas se mezclen entre sí.

· Mientras esperas a que las frutas se refrigeren y los sabores se mezclen; trabajarás con la pechuga de pollo. Colócala en un plato y condiméntala. Añade la media cucharada de cebolla y la pizca de saL

· Cuando ya tengas condimentada la pechuga, procede a cocinar (a la plancha o parrilla) con apenas un toque de aceite de oliva para que no se pegue al sartén. Esto mantendrá a raya tu ingesta recomendada de grasas y calorías.

 

· Una vez lista, retírala del sartén, colócala en un plato aparte y tápala. En otra olla, vierte el vinagre de vino y la cucharadita de azúcar y cocina a fuego lento. Ten en mente que esta es la base de la salsa de frutas a la que se le conoce como: »gástrica».

 

· Retira las frutas del refrigerador y colócalas en la olla con la salsa gástrica. Mézclalas bien. Luego, unta la pechuga de pollo con una buena cantidad de salsa.

 

· Por último, decora tu plato de pechuga de pollo en salsa de frutas con un poco de perejil picado y añade las dos cucharadas de zumo de limón. Esto le dará un toque ácido muy sofisticado.

· Por otra parte, puedes añadirle ½ taza de manzana asada en trozos para darle un toque más dulce.