Cruz Roja Galapagar está de enhorabuena y con ellos también los están todos los vecinos de la localidad. Y es que esta organización humanitaria, ya presente en el municipio desde los años 70, acaba de inaugurar una nueva sede, tras la remodelación del histórico edificio, ubicado en la carretera de El Escorial, en la plaza que lleva su propio nombre de la Cruz Roja.

Unos trabajos de remodelación que se han prolongado durante un año y que, ahora, han dejado como resultado unas instalaciones de más de 300 metros cuadrados, amplias, cómodas y accesibles y que además permitirán duplicar la capacidad de atención que actualmente presta Cruz Roja Galapagar.

El alcalde de Galapagar, Daniel Pérez Muñoz, ha asistido a la inauguración de esta nueva sede, acompañado por la consejera de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, Lola Moreno. Para el regidor, estas nuevas instalaciones son una “gran noticia para todos los galapagueños que estamos muy orgullosos de la magnífica labor que realiza esta organización humanitaria en el municipio. Ahora con esta nueva sede podrán mejorar, aún más si cabe, el servicio que prestan a los vecinos y seguir así realizando esta encomiable y desinteresada labor que tanto bien hace a los galapagueños”