Desde hace días hay un anticiclón anclado en las Azores, que está en plena lucha con el chorro polar, una corriente de viento que determina en gran medida los cambios de tiempo que afectan la Península Ibérica. Este último está muy activo y ondulado, por eso estamos siendo el blanco de frentes y advecciones del noroeste, que dejan temperaturas más frías de lo normal, fuertes vientos y precipitaciones muy abundantes en el norte.

Bernardo hoy está al este de Baleares

Bernardo, la primera borrasca que está afectando a la Península, y especialmente al archipiélago balear, está considerada de alto impacto. Esta baja se mantendrá sobre el Mediterráneo, afectando directamente a Menorca y en menor medida al resto del Archipiélago y costa Mediterránea en el día de hoy.

El martes, una nueva borrasca llegará a última hora por el noroeste. Tendrá unas dimensiones relativamente reducidas pero dejará precipitaciones en buena parte de la península, exceptuando el extremo suroeste y el litoral mediterráneo, así como un temporal de viento que afectará con especial intensidad al Cantábrico, sistemas montañosos del norte e interior y sierras del litoral Mediterráneo. 

 

Hay que destacar que esta borrasca, fugaz pero intensa, abrirá las puertas a las siguientes.

A partir del miércoles el frío, el viento y la nieve serán los protagonistas

Tras el sistema de bajas presiones que cruzará la Península durante el miércoles, una gran masa de aire frío acompañada de varias borrascas secundarias condicionará la situación meteorológica.

Podrían ser las siguientes 'bautizadas' de la lista: Cecilia y Daniel. Dado que se habla de una predicción a más de 4 días, estas bajas secundarias son de difícil predicción y, por tanto, resulta extremadamente complicado aún estimar los efectos más locales y la cuantía de las precipitaciones que se producirán a su paso.

Las temperaturas se mantendrán en valores invernales y las precipitaciones serán de nieve en numerosas zonas del norte e interior peninsular. No sólo quedarán restringidas a los principales macizos montañosos, ya que la cota de nieve podría descender considerablemente por debajo de los 1000 metros sobre el nivel del mar, aunque las más intensas se darán en la Cordillera Cantábrica y Pirineos.

Jueves y fin de semana: continuarán las precipitaciones

La mayor duración de este episodio, que abarcará el jueves y casi la totalidad del fin de semana, favorecerá la persistencia de las precipitaciones y la posibilidad de que puedan extenderse a numerosos puntos de la geografía peninsular. 

FUENTE: https://www.tiempo.com