Los agentes forestales de la Comunidad de Madrid alertan del peligro de las garrapatas en esta primavera. Para ello han elaborado consejos y pautas de comportamiento a fin de evitar los daños que puedan causar.

 

Desde el Gobierno regional se recuerda que con la llegada del buen tiempo prolifera la aparición de estos invertebrados en el campo, lo que supone una seria amenaza para la salud de las personas que practican senderismo, caza o cualquier otra actividad que suponga un contacto directo con la naturaleza.

 

Las garrapatas son invertebrados artrópodos que parasitan animales salvajes y domésticos y ocasionalmente pueden picar a los seres humanos. Se alimentan de sangre de los seres vivos y pueden alcanzar el tamaño de una judía.

 

Las garrapatas pueden transmitir numerosos patógenos a los seres vivos a los que pican para succionar y alimentarse de su sangre. Entre estas enfermedades se encuentran la rickettsiosis y la borreliosis. Se deberán evitar sus picaduras como mejor prevención frente estos parásitos.