INGREDIENTES:

Para 4 personas

· Filetes de ternera de cadera 2

· Melocotón bien maduro 1

· Queso curado o semicurado, 4 lonchas

· Jamón de York lonchas 4

· Nata líquida para cocinar 100 ml

· Pistachos 12

· Mostaza de Dijon 1 cucharada

PREPARACIÓN:

Cortamos unas láminas de queso semicurado muy finas y retiramos la corteza. Extendemos los filetes en la tabla y los golpeamos con el rodillo para hacerlos muy finos. Sobre cada uno de ellos colocamos la loncha de jamón de York, dos lonchas de queso y unas rodajas de melocotón procurando que todas ellas sean muy finas.

Enrollamos el filete formando un cilindro y lo aseguramos con dos brochetas para que no se abra. En una sartén lo freímos a fuego fuerte para dorar su exterior. Después lo terminamos en el horno dejando que se cocine a 180º durante 25 minutos.

En ese tiempo preparamos la salsa, mezclando la nata con la mostaza y añadiendo los pistachos pelados y los trocitos o recortes de melocotón que nos hayan sobrado. Dejamos cocer 5 minutos y ya está lista para colocar en el fondo del plato.

Sacamos los filetes del horno, los cortamos por la mitad dando un corte en diagonal y los colocamos sobre la salsa, decorando el plato con hojas de

rúcula y espolvoreando con más pistachos en crudo que darán una nota crujiente. ¡A la mesa que se enfría!