Recordando el memorable “zasca” que Iván Espinosa de los Monteros le dio a Susana Griso en directo, cuando esta intentó dejarle en evidencia mediante la estadística. Susana no se dio cuenta que, era de letras y los números no los analizaba correctamente, por el contrario, Iván era de ciencias y los números eran su fuerte. Susana le pregunto que los extranjeros tenían cuatro veces menos tendencia a cometer violaciones que los españoles, porque según el INE, las condenas de españoles por delitos contra la libertad sexual (violaciones) eran 312, mientras que las condenas por ese mismo delito de los extranjeros eran 96. Entonces, Iván la contestó que, si las condenas de españoles eran tres veces más (porque al dividir 312 entre 96, el resultado es 3,25) y como los españoles son 10 veces más que los extranjeros. Entonces resulta que, los extranjeros violan tres veces más que los españoles, porque al dividir 10 entre 3,25, el resultado es 3. Y el resultado es el que es 3. Aunque a Susana Griso no la gustara al comprobarlo. Susana no sabía dónde meterse, hasta pidió ayuda a sus invitados, pero claro, el razonamiento de Iván fue inapelable.

Pues bien, según el informe del Consejo General del Poder Judicial, en el año 2018, murieron en España por violencia de género un total de 47 mujeres, en 29 de esos casos el agresor fue español y en 18 el agresor fue extranjero. Usando la estadística, como magistralmente la utilizó Iván Espinosa de los Monteros con Susana Griso, al dividir 29 entre 18, el resultado es 1,61, y como los españoles son 10 veces más que los extranjeros, entonces, al dividir 10 entre 1,61, el resultado es 6,21. Por tanto, podemos asegurar de manera inapelable que, los extranjeros son 6 veces más propensos a cometer asesinatos por violencia de género que los españoles.

Según otro informe de ese mismo organismo, En España en el año 2016 (último año del que se han publicado las muertes de hombres a mano se sus parejas), fueron asesinadas 48 personas por sus parejas. Murieron 38 mujeres y 10 hombres a manos de sus parejas o exparejas. Es decir, el 79,16% de estas muertes, las padecieron las mujeres, lo que significa que, también mueren los hombres a manos de sus parejas o exparejas, pero los asesinatos no son tratados de igual forma. Los hombres que asesinaron a sus parejas mujeres pasarán más años en la cárcel, que las mujeres que asesinaron a sus parejas hombres. Esto es una enorme injusticia, además de ser inconstitucional. El INE no publica los datos de muertes de hombres a manos de sus parejas mujeres, es absolutamente lamentable esta actitud de los políticos. Pero lo más grave de todo, es que el CGPJ elaboraba unos informes anuales sobre la muerte de hombre y mujeres a manos de sus parejas y desde que el socialista Sánchez llegó al poder, se dejaron de publicar los datos sobre las muertes de hombres a mano de sus parejas. En el año 2019, el gobierno socialista ha destinado 220 millones de euros para intentar reducir esta diferencia de muertes entre hombres y mujeres, repartiéndola entre las asociaciones afines a la causa. De esta ingente cantidad de dinero, únicamente llega una mínima parte a las mujeres maltratadas, como ha demostrado recientemente VOX en Andalucía. La mayor parte de ese dinero se emplea en pagar las nóminas y los gastos de las asociaciones feministas que dicen defender esta causa.

Según los datos del INE, en España, en el año 2017, murieron 618 personas por accidentes laborales, de las cuales, 562 fueron hombres y 56 fueron mujeres. Es decir, el 90,93% de estas muertes, las padecieron los hombres. La diferencia del número de muertes entre hombres y mujeres es escalofriante. En este caso, es bastante peor para los hombres que, en el caso de la muerte por violencia de género para las mujeres. Ante estos se puede confirmar rotundamente que, en España mueren muchísimos más hombres que mujeres por accidentes laborales. Asombrosamente, ante esta salvaje diferencia, de muerte entre hombres y mujeres por accidente laboral, no he escuchado a las izquierdas, ni a ningún grupo feminista, ni partido político alguno plantearse, cómo solucionar esta alarmante diferencia de número de muertes por accidente laboral por el hecho de ser hombre. Es más, ni tan siquiera plantear una ley para intentar disminuirlo. Y desde luego, NO SE DEDICA NI UN SOLO EURO a reducir esta escalofriante diferencia.

También, según los datos del INE, en España, en el año 2017, murieron 1.943 personas por accidentes de tráfico, de las que, 1.507 fueron hombres y 396 fueron mujeres. O sea, el 77,56% de estas muertes, las sufrieron los hombres. La diferencia del número de muertes entre hombres y mujeres es gigantesca. Este dato es preocupante, prácticamente es el mismo porcentaje de muertes de hombres por accidentes de tráfico que, de mujeres por violencia de género. También en este caso, se puede aseverar que, en España mueren bastantes más hombres que mujeres por accidentes de tráfico. Evidentemente, tampoco en este caso, he oído a las izquierdas, ni a ningún grupo feminista, ni a ningún partido político plantearse, cómo solucionar esta tremenda diferencia de número de muertes entre hombres y mujeres. Por supuesto, menos aún plantear una ley para intentar acortar esta brutal diferencia de muertes entre hombres y mujeres. Y por supuesto, NO SE DESTINA NI UN SOLO EURO a intentar acortar esta diferencia.

Igualmente, según los datos del INE, en España, en el año 2017, se suicidaron 3.679 personas, de las cuales, 2.718 fueron hombres y 961 fueron mujeres. Esto es, el 73,87% de estas muertes, las soportaron los hombres. La diferencia del número de muertes entre hombres y mujeres es enorme. Este dato es inquietante, prácticamente es el mismo porcentaje de muertes de hombres por suicidio que, de mujeres por violencia de género. Nuevamente con estos datos, se puede afirmar que, en España mueren muchos más hombres que mujeres por suicidio. Ante estos alarmantes datos, tampoco he escuchado a las izquierdas, ni a ningún grupo feminista, ni a partido político alguno, plantearse solucionar esta preocupante diferencia de número de muertes por suicidio entre hombres y mujeres. Ni por supuesto, plantearse estudiar una ley para tratar de disminuir esta enorme diferencia de número de muertes entre hombres y mujeres. Y desde luego, NO SE DEDICA NI UN SOLO EURO a intentar paliar este problema.

Así mismo, según los datos del INE, en el año 2017, en España, murieron por homicidios 325 personas, de las que, 207 fueron hombres y 118 mujeres. Es decir, el 63,69% de estas muertes, cayeron sobre los hombres. Otra vez más, la diferencia del número de muertes entre hombres y mujeres es importante. Una vez más, se puede decir que, en España mueren muchos más hombres que mujeres por homicidio. Este tipo de muerte, también es más alta entre hombres que mujeres. Este dato es elocuente y no he visto a las izquierdas, ni a ningún grupo feminista, ni a partido político alguno, plantearse solucionar esta desigualdad de número de muertes por homicidio entre hombres y mujeres, ni plantear una ley para intentar reducirla. Curiosamente, ante esta gran diferencia TAMPOCO DESTINAN NI UN SOLO EURO para intentar solucionar este problema.

Pero aún hay más, según los datos del INE, en el año 2017, murieron en España por cáncer 113.266 personas, de las cuales, 68.508 fueron hombres y 44.758 mujeres, es decir, el 60,49% de estas muertes, recayeron sobre los hombres. De nuevo, la diferencia del número de muertes entre hombres y mujeres es grande. Una vez más, se puede decir que, en España mueren muchos más hombres que mujeres por cáncer. Este tipo de muerte, también es mayor entre hombres y  mujeres. Este dato es significativo y no he escuchado a las izquierdas, ni a ningún grupo feminista, ni partido político alguno, plantearse solucionar esta diferencia de número de muertes entre hombres y mujeres, ni plantear una ley para intentar achicarla. En España, se destinaron en 2017, 155 millones de euros a la investigación para intentar vencer al cáncer. En España, SE DEDICAN CERO EUROS para reducir la diferencia entre la muerte de hombres y mujeres por cáncer, a pesar de la desigualdad que existe.

Entonces:

¿Por qué no se dedica ni un solo euro para intentar reducir esta enorme diferencia de muerte entre hombres y mujeres como ha quedado demostrada con los datos?

¿Será que no les importan la muerte de los hombres?

¿Será que no pueden comprar el voto a los hombres?

A la izquierda le importa un pimiento la muerte de hombres o mujeres, ni defiende la dignidad de las mujeres, ni defiende su seguridad. Únicamente busca su voto, porque sabe que a lo largo de la historia siempre ha habido más mujeres que hombres. En concreto, en este último censo electoral del año 2019, hubo 1.123.003 más mujeres que hombres.

A lo largo de historia el fracaso de las políticas económicas del socialismo allí donde se han aplicado ha sido continuo, ya que solamente han generado privilegios para sus dirigentes y pobreza y miseria para el pueblo. Buscan un nuevo enfrentamiento entre la sociedad para que les voten por odio hacia el otro.

Por eso, generan esta guerra de sexos, y el gobierno socialista como ya dijimos anteriormente, gasta para ello más de 220 millones de euros anualmente entre las asociaciones, para comprar su voto de manera sibilina. Porque la cruda realidad es que, de esta enorme cantidad de millones destinada a esta causa, únicamente llega una mínima parte a las mujeres afectadas, como recientemente, ha demostrado VOX en Andalucía. De los 43,9 millones de euros que destinó la Junta de Andalucía a las mujeres víctimas de violencia de género en el año 2018, a las víctimas solamente las llegó 1.205.766 euros, únicamente las llegó el 2,8% del total, el resto se dedicó a sueldos, alquileres, inversiones y varios, del lobby feminista.

Resumiendo:

En el año 2016, (último año del que existen datos publicados de muertes de hombre y mujeres para poder compararlos) murieron 38 mujeres por violencia de género, lo que supuso que las mujeres sufrieran el 79,16% de esas muertes.

En el año 2017, murieron 562 hombres en accidentes laborales, lo que supuso que los hombres sufrieran el 90,93% de esas muertes. Es bastante más alto el porcentaje de muerte por esta causa para los hombres, que para las mujeres por violencia de género. No digamos en número, porque mujeres murieron 38.

En el año 2017, murieron 1.507 hombres en accidentes de tráfico, lo que supuso que los hombres sufrieran el 77,56% de esas muertes. Prácticamente el mismo porcentaje de muerte para los hombres, que para las mujeres por violencia de género. No digamos en número, porque mujeres murieron 38.

En el año 2017, murieron 2.718 hombres por suicidios, lo que supuso que los hombres sufrieran el 73,87% de esas muertes. También muy similar al porcentaje de las muertes de mujeres por violencia de género. Prácticamente el mismo porcentaje de muerte para los hombres, que para las mujeres por violencia de género. No digamos en número, porque mujeres murieron 38.

En el año 2017, murieron 207 hombres por homicidios, lo que supuso que los hombres sufrieran el 63,69% de esas muertes. También muere un número más alto de hombres por esta causa, que de mujeres por violencia de género, que murieron 38.

En el año 2017, murieron 68.508 hombres por cáncer, lo que supuso que los hombres sufrieran el 60,49% de esas muertes. También, muere un número más alto de hombres por esta causa, que de mujeres por violencia de género, que murieron 38.

Por tanto, en todos estos casos mueren más hombres que mujeres, en alguno, incluso el porcentaje de muerte es más bastante más alto para los hombres, que para las mujeres por muerte de violencia de género.

Es más, mueren muchísimos más hombres que mujeres por todas estas causas y como he dicho anteriormente, NO he escuchado a las izquierdas, ni a ningún grupo feminista, ni partido político alguno, plantearse solucionar esta enorme diferencia de número de muertes entre hombres y mujeres por el hecho de ser hombre. Tampoco, ni tan siquiera plantear estudiar una ley para intentar reducirla.

Si nos fijamos en el conjunto de las recordemos que murieron 73.502 hombres por estas cinco causas, mientras que por violencia de género murieron 38. Y NO SE DEDICA NI UN SOLO EURO para intentar reducir esta gran diferencia de muertes entre hombre y mujeres.

Por el contrario como ya se ha dicho anteriormente, se dedican 220 millones de euros al año para intentar reducir el número de muertes de mujeres por violencia de género. Y como hemos visto anteriormente, a las mujeres víctimas llega una ínfima cantidad de esta cifra multimillonaria.

Esta historia solo tiene un objetivo comprar el voto de las mujeres, los datos están ahí. Que cada uno los analice fríamente y saque sus propias conclusiones. Merece la pena meditarlo.