Tras la aprobación de los presupuestos generales del estado de 2018, los más tardíos y con más errores de cálculo de toda la historia reciente, pronto se hizo público la condena en sentencia del Partido Popular por financiación con dinero B en su sede central, y con ello las peticiones de dimisión y la posterior moción de censura del PSOE. Fue en ese momento cuando el Partido Popular saco su artillería y la cargo con la única bala que parece tener tras 6 años de escasa acción política: “la economía”.

 

Así que nos dicen a todos los españoles que “la moción de censura podría generar una pérdida en el PIB de más de 4.800 millones” según se desprende de un más que ágil informe de la Moncloa, donde se compara la situación provocada por la moción de censura a la incertidumbre que se generó durante el año 2016 con un gobierno en funciones y que estiman que supuso una pérdida de un 0,4% de PIB. Así que parece ser, que la presencia del Gobierno de Rajoy es imprescindible para el buen funcionamiento de la economía. Pues tomen nota señores del PP: Don imprescindible no ha nacido y en mi opinión creo que su gobierno ya no es garante de nada en materia económica.

Porque este gobierno, es el mismo que nos ha metido en un nivel de deuda record en toda la historia de España, siendo de 1,6 billones de euros, y donde creciendo en 2017 al 3,3%, la deuda no ha dejado de subir.

Porque es este gobierno el que acabo con la hucha de las pensiones, elevo el esfuerzo fiscal del español hasta niveles de países nórdicos y no dudo, hipotecarnos en un sobre coste de 40.000 millones en materia de pensiones para los próximos 10 años con la única finalidad que la de sacar adelante los presupuestos generales del estado.

Esos presupuestos, que según el ministro de hacienda iban a ser los más sociales de la historia, cantinela que desde la crisis escuchamos todos los años, y que para mí son los más nefastos que jamás tuvo España. Y digo nefastos, porque parten de dos hipótesis presupuestarias totalmente erróneas y que cualquier analista de mercados conocía. Un precio objetivo del petróleo mucho más bajo que el precio objetivo real (una diferencia de más de 20$) y un cambio euro/dólar nada acertando si tenemos en cuenta que todo sabíamos de la fortaleza del dólar. Así que este precio del petróleo, acabará haciendo que nuestra economía crezca unos 0,5% menos, que prácticamente se paralice la creación de empleo, que pierda competitividad nuestra economía altamente dependiente de las energías que importamos compradas en dólares, y que baje “en picado” recaudación tributaria. Eso junto al excesivo gasto subida de pensiones pactadas con el PNV, subida de los funcionarios, incremento de los tipos de interés o de la prima de riesgo, harán como ya ha advertido Bruselas que incumplamos el objetivo de déficit pactado en la senda de convergencia.

Así que no creo que vayamos a perder crecimiento de nuestro PIB como consecuencia de la moción de censura, sino como una política carente de las reformas necesarias y unos presupuestos más pensados en mantener a Rajoy al frente de un gobierno que hace aguas por demasiados frentes que en convertirse en esos presupuestos sociales y garantes de la consolidación económica que anunciaba el ministro de Hacienda.

 

 

Vicente Montañez Valenzuela.

Experto en Economía

Socio director de vmv consulting y alquilerejecutivos.com

www.vmvconsulting.es

www.vicentemontañez.es