¿Pero no os dais cuenta de la farsa? ¿No percibís la hipocresía de los meapilas del Sistema? ¿No oís como ruge la mentira en el llanto de las plañideras democráticas cuando, como damas catequistas ofendidas, señalan con su índice inquisitorial a los candidatos de VOX? Ya han elegido otra pieza, y ya han salido a balbucir unas disculpas no solicitadas y a prometer una investigación fulminante desde la jefatura del partido para congraciarse con los que arrojan el pasado de sus candidatos sobre los manteles del presente haciéndoles bailar al son que les tocan, mientras los muñidores de esa arqueología biográfica se descojonan de sus víctimas y ultiman la lista del carnicero mediático para cazar al próximo con la vieja munición de hace más de treinta años, que sólo es mortal porque los líderes de VOX han decidido que lo sea en función de sus complejos y de sus miedos, auténticas trazadoras del fuego enemigo.

 

Entre los candidatos de VOX no hay asesinos, entre los de Podemos sí. Entre los candidatos de VOX no hay terroristas, entre los de los separatistas de chapela y barretina sí. Entre los candidatos de VOX no hay ladrones de fondos públicos, ni prevaricadores, ni asalariados de teocracias criminales ni de tiranías venezolanas. Entre los candidatos de VOX no hay usurpadores de falsos títulos académicos, ni falsarios escritores de pacotilla con negros literarios en nómina. Entre los candidatos de VOX no hay corruptos de la Gürtel, de Lezo o de Púnica, tampoco de los falsos ERE de Andalucía. Los candidatos de VOX no se han gastado el dinero de los parados en putas y cocaína, los socialistas andaluces sí. Entre los paradigmas políticos de VOX no hay asesinos de jefes de la oposición, ni ladrones del oro del Banco de España. La historia del PSOE es la historia del crimen, del latrocinio y del guerracivilismo, y no solo no se avergüenzan sino que, al igual que los comunistas y los separatistas, han elevado a los altares de la democracia a sus asesinos, a sus pistoleros, a sus ladrones y a sus genocidas.

 

¿De qué coño se avergüenza VOX? ¿Por qué cada vez que desde el burdel mediático de socialistas, comunistas y separatistas le estigmatizan un candidato VOX lo fulmina?