La aplicación de la denominada Ley de Memoria Histórica encuentra en las terminales mediáticas de la izquierda - que son la gran mayoría en España - su arma más usual y efectiva. Resulta curioso observar que tal que si fueran dirigidas y controladas por un órgano superior todas actúan al unísono y con la misma cantinela siguiendo la voz de su amo. Su finalidad es la misma que la que se desprende de la citada Ley : reavivar en España un espíritu guerracivilista con un uso político evidente. Resulta cansino reiterar que, pese a lo que se diga, las heridas de la desgraciada guerra civil que tuvo lugar hace 80 años se cerraron hace ya tiempo por voluntad de los políticos de la transición. Han sido el Sr. Zapatero y posteriormente el Sr. Sánchez quienes han encendido la llama de la crispación y la discordia una vez más.

 

Nos encontramos en estos momentos con el hecho de que las terminales mediáticas antes citadas se empeñan en resucitar ahora hechos violentos de la citada guerra civil y en épocas posteriores causadas supuestamente por las fuerzas nacionales y el régimen de Franco.

 

Esta nota se titula “ la sin razón de un sinsentido” porque reconociendo el hecho de que en las guerras se producen violencias de todo tipo, desde esta FNFF podríamos responder a esta provocación de la misma manera: relatando y contando con detalle escritos y reportajes fotográficos de las barbaridades criminales cometidas por el Frente Popular, lo que muchos han titulado el Terror Rojo. Y ya que se empeñan en hablar de épocas posteriores a la propia guerra civil, e incluso al advenimiento del sistema democrático actual, podríamos empezar dando detalles escritos y fotográficos de las más de 1200 víctimas del terrorismo de ETA, FRAP o el GRAPO, que constituyeron la única oposición real a Franco y cuyos movimientos políticos han sido y son socios del Sr. Sánchez en Instituciones.

 

¿De verdad quieren que nos empeñemos en esta espiral insensata e inútil?

Respetamos a aquellas personas que desean encontrar a sus abuelos desaparecidos en la guerra civil pero no estaría de más que supieran que en lo que denominan “cunetas” más de la mitad son desaparecidos asesinados por sus antecesores ideológicos y por cierto no estaría de más también que se dedicaran a buscar a los miles de anarquistas asesinados por los comunistas en Barcelona en 1937 y que también están desaparecidos. Así a lo mejor nos enterábamos que a Andreu Nin o Buenaventura Durruti también les mató Franco.

Lo dicho : desde esta FNFF abogamos por no empeñarse en lo que llamamos “ la sinrazón de un sinsentido” . Esto no conduce a nada bueno.

¿Qué es lo que buscan ?