Siendo Presidente del Gobierno R. Zapatero, el día 2 de agosto de 2011, se publicó en el B.O.E la reforma de la Ley de Seguridad Social, también llamada “pensionazo”, que alargaba la vida laboral y recortaba las percepciones.

En el preámbulo de la misma se argumenta su necesidad, aludiendo a que la tasa de natalidad y el alargamiento de la vida de los españoles requiere de mayor periodo cotizado para hacer las pensiones sostenibles.

El articulado de dicha Ley concuerda con el preámbulo: teníamos que pagar más para recibir menos.

Todos supimos entonces, y hemos constatado después, que nuestras pensiones han sido recortadas en aras de la sostenibilidad del sistema, hasta que ha llegado Pedro Sánchez al gobierno (nadie se explica muy bien cómo) y cualquier incremento de gasto ya parece sostenible, no importando nada cómo se sostendrá en un futuro próximo.

Ahora quieren pintarnos que la emigración masiva no solo es sostenible sino necesaria, casi imprescindible. Todavía con una alta tasa de desempleados , el Gobierno ha descubierto que la solución radica en impartir nuevos cursos de formación (pagados, claro) y un mayor número de personas subsaharianas vendiendo bolsos, gafas, etc en nuestras calles y playas. ¿Es un comercio sostenible y compatible con los establecimientos legalmente autorizados? ¿Es cómodo para los viandantes que tanto dicen importarles? ¿Da buena imagen a los turistas que visitan nuestras ciudades? ¿El Ministerio de Hacienda controla algo de esas transacciones, en la misma medida que vigila cada euro de nuestras nóminas? ¿Los vendedores cotizan a la Seguridad Social para asegurar el futuro de las pensiones? Son preguntas retóricas, pero que exigen respuestas claras y medidas contundentes, o de lo contrario vamos a pensar que llevamos toda la vida haciendo el “memo” al cumplir con nuestras obligaciones legales.

No nos queremos ir a ningún otro país, nacimos aquí en España, nuestros padres también eran españoles, y lo somos de hecho, por derecho y por ejercicio. Votamos para que los sucesivos Gobernantes se ocupen y preocupen de nuestros problemas, no de los suyos propios , existen miles de autónomos que cada día deben resolver su hoy y procurar asegurar su mañana. Ustedes, Señores y Señoras de los Gobiernos Central y Autonómicos pretenden que trabajemos toda la vida, que paguemos todos los impuestos que nos van incrementando para sufragar sus prioridades, y que nos conformemos , a cambio, con ser los últimos de la fila para recibir ayudas, que seamos aquellos con los que NO HAY QUE CONTAR, NI CONSENSUAR., pero cuyos derechos si se pueden conculcar y recortar.

Nunca habíamos visto en nuestras ciudades arrojar piedras, ni lanzar sillas a los agentes de Policía Municipal, como tampoco habíamos visto propinar correazos a los transeúntes,

Y no descarto que si los manteros optasen por vender cajetillas de tabaco en las aceras, acto seguido nuestras autoridades determinasen que el tabaco es sumamente beneficioso para la salud.

PINCHA LA IMAGEN SI QUIERES LEER TODOS LOS ARTÍCULOS DE ROSA Mª EN EL CORREO DE MADRID

ROSA_MARIA_pp