**Es inimaginablemente grave que el Tribunal Supremo esté destruyendo la legalidad al servicio de un estafador llegado al poder con apoyo de separatistas, etarras y comunistas. Un gran paso hacia la Venezuela de Maduro. Mediten sobre el dato.

 

**Con su decisión canallesca de servir a la banda del Estafador, el Tribunal supremo ha dado la puntilla al régimen salido de la constitución del 78. Está instaurando el reinado de la ilegalidad y  destruyendo toda posible reconciliación.

 

**Atención a la experiencia histórica: el Estafador y los jueces a su servicio están repitiendo las acciones del Frente Popular, con el que se identifican, arrasando la legalidad de la república. Ahora, la del régimen del 78.

 

 **La subida al poder del Estafador y la actitud del Tribunal Supremo solo son posibles en un régimen ya profundamente degenerado, en una democracia fallida. Desde Zapatero. El PP ha impedido toda reacción. Reaccionemos.

 

**Casado ha vuelto a mostrar su miseria moral y política: “no gastaría un euro en la exhumación”. Para él, como para Rajoy, todo es cuestión de dinero. Gürtel, en definitiva. Su “España suma”. Euros.

 

**Dice Casado que su familia fue represaliada por el franquismo. A ver si lo aclara: ¿Como la de Pablo Mansiones? ¿Como la del poetastro aquel comunista, Marcos Ana? Rajoy le superó: “En mi familia no hay un solo franquista”.  Este es el PP, sin remedio.

 

**Una universidad que acepta la norcoreana ley de memoria histórica se revela por eso mismo moralmente despreciable, políticamente antidemocrática e intelectualmente irrelevante.

 

 **El feminismo, homosexismo, abortismo, etc., son otros puntos en los que el Estafador y compañía atacan la legalidad y los derechos generales. Como con su Ley de la Estafa Histórica

 

**El feminismo debe analizarse a fondo. Si las feministas representaran a la mujer,  harían patente la inferioridad de esta. Afortunadamente no es así: solo se representan a sí mismas, a su histeria abortista y similares.