El terrorismo callejero, que impuso su “ley” en el País Vasco durante décadas, mientras los jueces, fiscales y policías miraban para otro lado, está volviendo de nuevo a España, y más en concreto, a Cataluña.

         Los CDR, esos “tonton macoutes” del separatismo catalán, tan alentados por Torra (me niego a llamarme presidente, pues no lo es, ya que solo “representa” a una parte de los catalanes), están imponiendo su “ley” en las carreteras, en las autopistas y dónde les sale de los cojones, ante la total pasividad de esa policía política que son los mozos de escuadra, que adoptan una postura egipcia ante los hechos: se dedican a cobrar y a no hacer nada. (La “policía” mejor pagada de España, dicho sea de paso, y con mucho).

         Pero, ahora que no nos oye nadie, ¿Torra está bien de la cabeza…?

         Está demenciado, o es un imbécil con chorreras, o es un bombero pirómano?. O las tres cosas.

         En lugar de retirarse a un monasterio debería haber ido a un frenopático, para que le sometieran a exámenes psiquiátricos profundos, y vieran si puede andar suelto por no ser un peligro para los demás, ni para sí mismo, o hay que incapacitarle y encerrarle en un manicomio.

         Mientras tanto el desgobierno de Madrid, que es preso de sus alianzas con los impresentables separatistas catalanes y vascos, no sabe cómo hacer para dar la impresión de que va a hacer algo…, por supuesto sin hacerlo, no vaya a ser que la pobre Begoña se quede sin ser la primera Dama, con grave cabreo de doña Leticia, según cuentan, que como pasa de todo, y solo “trabaja” de lunes a viernes, y en horario de mañanas, como cualquier funcionaria pija progre, liberada y republicana, pues se siente desplazada por la de Bilbao…

         En fin, que se le va a hacer. La situación es mala, pero tiende a empeorar.

         “Maduro” Sánchez es rehén de sus extraños compañeros de cama, y no voy a decir que acaben dándole por el culo, pero pudiera suceder. Y lo que es peor, igual hasta le gusta. (Metafóricamente hablando, claro, que hay gente que pondrían hasta el culo por seguir en el poder).

         Lo siento por “la PSOE”, esa gran empresa que solo “produce” miseria, pero van camino de convertirse en un partido insignificante, al igual que el PP, otros que tal.

        ¡Cuántos más inmigrantes arriben a nuestras costas, y más barbaridades hagan los CDR, más subirán los votos a VOX, que lleva camino de ser la cuarta o quinta fuerza parlamentaria de España!

         Como dicen en mi pueblo: a grandes males, grandes remedios.

         Y del Rey no digo nada, porque el rey ni está ni se le espera…

         (Bastante tiene con lidiar con su extraña e irreal familia).