Ante las continuas mentiras y manipulaciones vertidas por parte de la inmensa mayoría de los medios de comunicación y de todos los partidos políticos representados en el Parlamento sobre que VOX no defiende a la mujer víctima de violencia a manos de sus parejas hombres, es necesario realizar las siguientes aclaraciones:

Primera.VOX como no podía ser de otra manera, claro que defiende a las mujeres que son víctimas de violencia por parte de sus parejas hombres, lo que sucede, es que la inmensa mayoría de los medios de comunicación y el resto de partidos políticos manipulan constantemente su mensaje, diciendo que VOX está en contra de las mujeres y que no las defiende.

Segunda. VOX está a favor de mantener todas las medidas actuales de protección de la actual ley de violencia de género a la mujer. Lo que dice VOX es que, sean extensivas a todo tipo de violencia doméstica, independientemente de, si quién agrede o es agredida sea mujer, hombre, niño o anciano. Porque lo contrario es discriminatorio y eso no lo permite la Constitución Española.

Tercera. Lo que realmente dice VOX, es que está en contra de la actual Ley de Violencia de Género, porque es una ley inconstitucional, ya que incumple flagrantemente uno de los derechos fundamentales de la Constitución, concretamente el artículo 14, que dice textualmente, “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón denacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. Dicha Ley de Violencia de Género, tiene penas diferentes en función de que sexo cometa el delito. Si el que comete el delito es un hombre, tiene mayor pena, que si el mismo delito lo comete una mujer. Además de tener también, diferentes tratamientos y protocolos en función del sexo, porque a las mujer no se le aplica dichos protocolos, si es quién comete el acto de violencia, independientemente de que agreda incluso a otra mujer. Ante la denuncia de una mujer por un presunto delito de violencia de género, al hombre se le detiene inmediatamente, sin comprobar si es verdad o mentira dicha denuncia. Por el contrario, si quién denuncia es un hombre a una mujer, o una mujer a otra mujer por violencia de pareja, a la mujer denunciada no se la detiene, porque se le aplica otra ley. Se la cita a declarar sin ser detenida, al igual que ocurre con cualquier otro tipo de denuncia. Precisamente ese tratamiento por sexos en cuanto a las penas y al tratamiento, es lo que hace que, esa ley sea inconstitucional, aunque no lo haya declarado el Tribunal Constitucional, porque ya sabemos que, está sometido a los políticos.

Cuarta. La actual Ley Integral de Violencia de Género que es como se llama, está mal llamada, pues la palabra género según la definición de la Real Academia Española, en su punto 3 dice, “Grupo al que pertenecen los seres humanos de cada sexo, entendido este desde un punto de vista socioculturalen lugar de exclusivamente biológico”. El resto de puntos, nada tienen que ver con el asunto que nos ocupa. Pues bien, dice “entendido desde un punto de vista sociocultural”, no desde un punto de vista exclusivamente biológico. Por tanto, la palabra género, no es de aplicación para identificar al ser humano desde un punto de vista biológico sexual, es decir, si es hombre o es mujer. La actual Ley de Violencia de Género se aplica por sexos, porque solo se aplica al sexo hombre, si es este el que comete el acto de violencia. La Constitución no permite legislar para un sexo concreto con medidas y penas diferenciadas por sexos. El género no se puede utilizar desde el punto de vista del lenguaje para referirse al sexo de una persona, por tanto, está mal denominada. Parece mentira que sus señorías del Constitucional no se dieran cuenta de este detalle, personas que se supone cultas, o sí se dieron cuenta y precisamente lo utilizaron para no emplear la palabra hombre, al referirse al sexo de una persona, pues en este caso, la ley sería ya inconstitucional con el nombre, sin entrar ni siquiera en el fondo de ella.

Quinta.Vox quiere que se derogue dicha Ley por inconstitucionalidad, y distinguir en su aplicación, entre hombres y mujeres, y se apruebe una de nueva Ley de Violencia Intrafamiliar que si sea de verdad constitucional, en la que se proteja y se incluyan a todas las víctimas de violencia dentro del ámbito familiar, independientemente de que sea mujer, hombre, niño o anciano.

Sexta.La actual Ley no está protegiendo a las mujeres, porque el número de víctimas en lugar de bajar, aumenta.

Séptima.A la izquierda no le importa la defensa de la dignidad de las mujeres, porque constantemente defienden al Islam, a pesar de ser una religión que tiene sometida y humillada a la mujer frente al hombre. En dicha religión, los hombres y mujeres no tienen los mismos derechos, los derechos del hombre están por encima de los de las mujeres. Por el contrario, continuamente atacan al Cristianismo, a pesar de que, si considera que el hombre tiene los mismos derechos que la mujer.

Octava.VOX también evitó la humillación de las mujeres españolas que componían la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados. La delegación iraní en su visita el pasado 3 de septiembre a la Cámara Baja, en el saludo protocolario, pretendía no dar la mano a las mujeres de dicha comisión, pero en cambio, si a los hombres. Esta condición impuesta por los musulmanes, fue aceptada por la Presidente del Congreso, la socialista Merichel Batet y por el resto de partidos políticos que, habían sido informados verbalmente por el servicio de Protocolo, y no por escrito precisamente, para que no quedara constancia escrita de dicha humillación. Las comunicaron las instrucciones protocolarias que regían el encuentro y prohibían a las mujeres “estrechar la mano a los representantes iraníes” y limitarse a “mirarlos de lejos”. VOX ante dicha información verbal del servicio de Protocolo, rechazó dicha imposición, y se negó a asistir al acto. Denunciando públicamente, en un comunicado dicho plante. VOX explicó, que no aceptaban las condiciones protocolarias para las mujeres, consistentes en que, las mujeres asistentes no pudieran estrechar la mano de los representantes iraníes, sino solamente mirarles y encima de lejos. También dijo “El Grupo Parlamentario VOX no participará de un acto que exige un trato diferente para las mujeres -relegándolas en este caso a un papel secundario- y denuncia que, en la Cámara que representa a todos los españoles, se acepte esta inadmisible exigencia de la delegación de Irán”. Unas horas después, el Congreso suspendía oficialmente el saludo gracias a VOX. Tampoco escuche a las feministas decir nada en aquella ocasión. Santiago Abascal denunció los hechos y expresó su «hartazgo» ante estas vejaciones: “Estamos cansados de los que quieren vivir entre nosotros sin respetar nuestra manera de vivir, sin asumir nuestras leyes, sin respetar nuestras costumbres”.

Novena.VOX fue el único partido que no participó en el acto como muestra de repulsa ante el vejatorio intento de humillación hacia la mujer, aceptada en un principio, por todos los partidos excepto por VOX, y en especial, por quién tiene velar porque no existan tratos diferenciados por sexos en la Cámara de todos los españoles, ya sean hombre o mujeres, y que no fue otra, que su presidente, la socialista Merichel Batet –escrito en español y no Meritxell escrito en catalán-. Ciudadanos no se sumó al plante, porque una vez mas –cual veleta naranja, que no se sabe, si sube o baja-, alegando respeto institucional, envió a su representante en la Mesa de la Comisión, que encima era mujer, acabando incluso interviniendo en el acto.

Décima.VOX demostró una vez más, su compromiso en defensa de la dignidad de la mujer, algo de lo que el resto partidos políticos presume mucho, pero ante los musulmanes se les olvida. Como dice el sabio refranero español “dime de qué presumes y te diré de qué careces”.

 

Undécima.Para intentar remediar la lamentable “cagada”, por parte de la presidente del Congreso de los Diputados, la socialista Merichel Batet, trataron de explicar que, por motivos culturales y religiosos los representantes de algunos países islámicos no saludan a las mujeres, se les olvida que estamos en España, no en Irán, vienen a nuestra casa. Pero cuando nuestras delegaciones viajan a esos países islámicos, sus dirigentes no dan la mano a nuestras mujeres, pero además, las obligan a ponerse un velo en la cabeza, no les oigo decir que, por motivos culturales nuestras mujeres saludan y son saludadas en actos oficiales igual que los hombres, ni que nuestra cultura no obliga a las mujeres a ponerse velo alguno en la cabeza en un acto oficial.

Duodécima.El presidente socialista de Castilla-La Mancha Emiliano García Page presidió los VIII Premios Internacionales de Traducción Rey Abdullah Bin Abdullaziz, rey de Arabia Saudita. País que cada año ejecuta a mas de un centenar de personas, entre ellas, mujeres por cometer adulterio y que son lapidadas hasta morir, si están casadas, o con 100 latigazos, si no lo están. País en el que se organizan seminarios, para debatir si las mujeres son seres humanos o no, y en el que se persigue la homosexualidad. Jamás escuché a las feministas decir nada de estos países, ni las vi manifestándose en dicha entrega de premios a pesar de lo mencionado anteriormente, o de que alguna premiada recogiera el premio de manos del príncipe saudí ataviada con el burka, símbolo de la opresión machista musulmana, cual esclava del estado islámico y todo ello aplaudido por el presidente socialista García-Page. Tampoco las veo manifestarse delante de las embajadas de los países islámicos o cuando una delegación de esos países llega a España. Evidentemente, si VOX presidiera la Comunidad de Castilla la Mancha no permitiría cometer semejante humillación hacia la mujer, como la que cometió el socialista García-Page. Recientemente VOX lo demostró en el Congreso, como he comentado anteriormente.

Decimotercera.VOX es el único partido político que propone cadena perpetua para violadores y asesinos de mujeres.

Por tanto, ha quedado meridianamente demostrado que VOX si defiende a las mujeres, es mas, yo diría que es el único partido político del arco parlamentario que las defiende de verdad, porque lo hace con hechos, acciones y medidas concretas, y no, con bonita palabrería carente de contenido y desde luego, sin comprar el voto de las mujeres. VOX se ha ganado y sigue ganado el voto de las mujeres por principios, ideales, justicia y sobre todo, por defenderla.