Hay miradas que matan.
 
¿Quién podría tener confianza a esas miradas?
 
El próximo gobierno será de extrema izquierda, con escurriduras del separatismo vasco, catalán, gallego y, como siempre, no podría faltar: el necio escaño de Santander, que según dicen por ahí, tiene muchas posibilidades de gobernar a los españoles; en principio, durante los próximos cuatro años.
 
Escuchar las tertulias políticas te entera con toda exactitud de cuantos gilipollas, de ambos sexos; cuantos cabrones, de ambos sexos; cuantos hijos de puta, de ambos sexos; y cuantos imbéciles, de ambos sexos, se asoman diariamente al ventanuco de nuestra televisión, pongas la emisora que pongas; o que salen por cualesquiera de las emisoras de radio que uno pueda sintonizar en su receptor de radio. Cierto; son legiones de centurias.
 
Entre tantas posibilidades que esa fauna ofrece, me llama la atención los imbéciles -que no les exime de la posibilidad de pertenecer al tiempo a alguno de los otros estratos- esos que se sorprenden de la rapidez con que han llegado a su acuerdo de gobierno esas dos
 
alhajas con dientes que compondrán a pachas el dúo dinámico del ultra izquierda gobierno que... Dios proteja a España, y a los españoles que lo merezcamos. 
 
¿Rapidez? ¡Pero coño! si estaba cantado hasta para mí, que en la hoja de mi blog del Jueves 12-9-2019, lo dejé escrito:
 
"De lo que deberíamos enterarnos, y no lo vamos a lograr es de que forma y por cuánto, Pedro 
 
terminará por comprar a Pablo 
 
para poder hacer realidad su empeño".
 
La comedia ha tenido sus tres clásicos actos, siempre es así: entrada, desarrollo y final, aunque la comedia sea tan infame como la que han estado representando desde hace casi dos años los extremistas Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, miembros preeminentes de la deleznable extrema izquierda española; orgullo que les inflama los pechos, como si fueran sapos, 
 
a los españoles que les votaron pues, de cristalizar junto - yo jamás diría el resto de la escoria humana, aunque hubiera mayoría que lo dijera - a "lo mejorcito de cada casa", España llegaría a ser el único país de Europa ¿gobernado? por la rancia, inculta y odiosa Ultra Izquierda.
 
Muy mal ha de andar el PSOE para que después del último fracaso, en las recientes elecciones, 
 
no haya nadie que desde sus órganos internos de gobierno, sea capaz de, poniéndole ante los ojos la verdad de los resultados, obligándole a dimitir por haber usando a su conveniencia de lanzadera al partido, para proyectarse al estrellato político.
 
Muy mal de materia gris debe andar el PSOE, 
 
para que no haya alguien que se asome al exterior, protestando ante la opinión de su militancia, de la humillación que, por alcanzar la presidencia del gobierno de la nación, Pedro Sánchez, ha inferido al partido socialista y a todos los militantes capaces de sentir el peso de esa humillación. 
 
Solamente los socialistas que viendo la deriva que se había instalado en el partido se han ido desde hace años distanciando de Ferraz, aunque no de su ideario político, son capaces de calificar la trayectoria del señorito "Pepis" -ahormándole a su persona- al frente del PSOE, convirtiéndole en el fantasioso partido "SANCHESOE".
 
Eloy R. Mirayo.