Quieran o no verlo algunos, el ''Valle de los Caídos'', es una obra hecha como símbolo de reconciliación entre los dos bandos (hay personas enterradas de los dos) de nuestra terrible guerra civil (1936-1939). También está para recordar lo que paso, y que no vuelva a ocurrir nunca más ese tipo de cosas en este país, cosa esta que el PSOE parece, con esa dichosa ley de memoria ''anti'' histórica, querer todo lo contrario, es decir la vuelta a la gresca de los españoles, revolviendo y enturbiando las aguas, que llevaban años en calma.
 
Recordemos también, a ciertos ignorantes, que Franco no dijo el ser enterrado allí. Creo, que fue una idea del anterior rey de España, el actual rey emérito, esa persona que gracias al Caudillo pudo ''reinar'' en España.
 
Lo que está para mi claro, es que utilizan como pretexto la figura demonizada bochornosamente durante años del Caudillo, para intentar también echar abajo el edificio, ese es su verdadero objetivo. Han puesto durante años, de forma sonrojante, a Franco como una especie de tirano genocida, luego, si una persona así ha sido la que mandó construir ese edificio encima añadiendo el ingrediente, según una absurda versión, de que sólo es para los que lucharon en su bando (me parto...), hay que echarlo abajo.
 
Es una basílica cristiana, católica, y la llamada izquierda, o los políticos actuales ''de salón'', en general anticristianos o ateos directamente, manejados por la masonería internacional, intermediarios estos de la criptocracia luciferina, no lo pueden ver, les hace daño, como el crucifijo a un vampiro (lo que yo creo que son ellos). Esa basílica y sobre todo esa gran cruz, les pone malos, vamos. 
 
Pues, lo van a tener muy difícil, pues ese edificio tiene la protección del Vaticano y la de todos los verdaderos patriotas cristianos españoles, entre los cuales me incluyo.
 
Todo esto es también, una burda manera del PSOE para distraer la atención de los españoles de los verdaderos, y graves ya, problemas de esta sufrida nación, como son, por ejemplo, el problema separatista, la ruina económica, el problema de las pensiones, la falta de empleo, los recortes en dinero y libertades, los reinos despilfarradores de Taifas (comunidades autónomas), la corrupción política, la inmigración ilegal, el horrible movimiento LGTB, etc...