... los dos primeros rebosantes de patriotismo identitario y de amor a la verdad; el tercero en lid, mentiroso, hipersecularizante, maquiavélico, falaz"


Nota preliminar: escrita hace varios meses con la inmediata intención de subirla a mi blog(http://ayporquenosoycomodonquijote.blogspot.com.es), inédita hasta ahora y con un título largo como un día sin pan y que pareciera sacado de los tratados de nuestros Siglos de Oro, modestia aparte considero que la presente reflexión puede aportar alguna mínima luz al caos político e institucional que se vive actualmente en España, con un separatismo, el catalán, que amenaza seriamente con romper la unidad de España, con una crisis económica que se avisora dramática, espeluznante, con un sectarismo guerracivilista made in PSOE que ha terminado por decretar la exhumación de los huesos de Francisco Franco del Valle de los Caídos, y un largo etcétera de problemones. 

 

Publicada en su Rambla Libre el jueves 25 de abril de 2019, uno ya no sabe el número exacto de las que ha debido escribir cartas abiertas (esta titulada "Carta al chulo puta Pedro Sánchez: Eres un fantoche y un ilusionista") el insobornable Enrique de Diego al actual presidente del Gobierno, el ínclito Pedro Sánchez, a quien el veterano periodista segoviano siempre se refiere como chulo puta. Es esta:

 

Tras los dos penosos debates que han mostrado el atosigante nivel de decadencia de nuestra clase política dirigente (hasta gana Albert Rivera, que es un charlatán de feria), he quedado aterrado, Pedro Sánchez, por tu penoso nivel. Eres un fantoche. Es una vergüenza que hayas llegado a ser presidente del Gobierno de España. Así está España. Votarte es una indignidad. Es mejor votar a cualquiera antes que a ti.

No tienes ni idea de nada, chulo puta. Eres un indigente mental superlativo. No eres más que una pose sin sustancia. Ese detector de verdades que te has inventado contigo ni entraría en funcionamiento, porque eres un mentiroso compulsivo. Tienes completamente perdido el sentido de la realidad. Por de pronto, España está con una deuda pública superior al 100% del PIB y tú te dedicas a repartir fondos públicos y paguicas como si en ti se hubieran encarnado y sintetizado los tres Reyes Magos. No hay dinero para sostener las pensiones, pero tú tienes la cara dura de que las vas a igualar con el IPC porque te sale de la entrepierna, porque de mollera andas muy escasito. Llegaste a decir, impresentable, que casi todos los españoles están exentos del impuesto a la muerte, del impuesto de sucesiones. No tienes empacho en mentir. Eres el mayor mentiroso desde Munchausen.

Eres de ese socialismo cara dura, que siempre lleva a la ruina a los pueblos, que para cada problema siempre está dispuesto a crear una comisión y a elaborar un plan, para que más gente de tu partido viva del momio y para empeorar todos y cada uno de los problemas. Eres un político plaga, cuya manual de resistencia se resume en mentir sin pestañear, en engañar sin rebozo, en manipular la desesperación de la gente. Contigo sube el pan, el 25% de nuevo, sube la luz, suben todos los productos, empezando por los básicos, pero tú ni te inmutas.

Y encima te atreviste, en tu desfachatez, a situar a todos los varones españoles en la posición de presuntos violadores. Eres un pedazo de canalla. Hablaste de “las manadas” silenciando, manipulador de cuarta, que todas y cada una de esas manadas -una auténtica plaga- son de inmigrantes ilegales, de menas, de argelinos y marroquíes, a los que tú has dejado entrar y que deambulan por el solar patrio, como ese marroquí de 37 años que ha violado a una mujer portuguesa en Barcelona, arrancándola las orejas. No es no, pedazo de indigente mental. No es que no pueden entrar en España violadores. No es que no pueden entrar en España maltratadores ni asesinos de mujeres, porque más del 50% de los asesinatos de mujeres los protagonizan extranjeros, que han entrado ilegalmente, porque tú les has dejado. No es que el PSOE se está financiando de la industria del maltrato y generar una industria es incentivar su producto, que es el maltrato y la agresión sexual y la violación y el asesinato de mujeres, todo ello en medio de una orgía de denuncias falsas, que sólo sirven para pillar presupuesto y para dejar indefensas a las mujeres realmente maltratadas.

Si hay un peligro desatado y suelto contra las mujeres españolas, eres tú, Pedro Sánchez. Quítate esa sonrisa bobalicona de idiocia compulsiva y pon los pies en la realidad, nulidad superlativa. Estás llevando a la nación al desastre. España no aguanta, ninguna sociedad, cuatro años contigo montado en el Falcon y en el Super Puma. Lo tuyo es de vergüenza ajena. Por supuesto, que has pactado con los separatistas y que te has bajado los pantalones hasta los calcañares e incluso te has atrevido a sacar a la Guardia Civil de Tráfico de Navarra para satisfacer a tus amigachos exterroristas y tardoterroristas. Por supuesto que tú eres el presidente de Arnaldo Otegi, de Quim Torra y de Oriol Junqueras. Y lo sería de Jack el Destripador si con eso ganaras una hora de Falcon. Por supuesto que has jugado, enfangándote en la traición, a la cesión irrestricta escenificando la bilateralidad.

Dicen púdicamente tus adictos que has aguantado los dos debates. Y siendo una exhibición de mediocridad ambos, te has puesto en evidencia, como fantoche que eres; has demostrado ser un táctico, un oportunista, pero no eres ni estratega ni mucho menos un estadista. No has aguantado, te has caído. Ha sido penoso verte hilvanando una mentira tras otra, crear comisiones y prometer planes como un planificador trasnochado, como un Stalin de pacotilla, ya sólo te faltan establecer planes quinquenales, mientras España se cuartea y se asoma al abismo de una nueva recesión que se avizora tras tu consustancial ineficacia, tras tu abrumadora inutilidad.

Eres un fantoche y un ilusionista jugando con una nación atribulada.

 

Asumible de quilla a perilla. Con todo, una mínima observación: el compromiso con la verdad de Enrique de Diego (con los valores propios de la tradición católica hispana, así pues, identitaria y patriota) es digno de todo encomio y aplauso, si bien yo, imberbe como analista de la realidad al lado de análisis más perspicaces como el suyo mismo, no comparto al 100% todo lo que dice, ni la forma como lo dice. Y tan amigos. 



Esto es: ni entro ni salgo en las luchas que Enrique de Diego mantiene con otros compañeros de la profesión periodística tales como Federico Jiménez Losantos, Pedro Jota Ramírez, Eduardo Inda y no pocas figuras más, pues por más razón y verdad que asistan a Enrique de Diego, esas controversias no son de mi particular incumbencia. De manera que tampoco termino de compartir, ya he dicho, algunas de las maneras expresivas de nuestro periodista espetadas contra políticos, aspirantes a políticos, periodistas y aspirantes a periodistas. Mas sin embargo, los tan delicados piropos que espeta el voluminoso Enrique contra un personaje tan siniestro, fraudulento, dañino, tóxico, ruin, vividor, traidor, golpista, maquiavélico, necio y malvado como Pedro Sánchez no me molestan en modo alguno, pues considero que tan nefasto personaje -considero aquí y ahora a todos los que apoyan a tal enemigo de Dios, de la Iglesia y de la patria y...- es en efecto tan perverso, tan golfo, moralmente hablando, que se hace acreedor de todas esos calificativos. A pulso. 

 



Vamos, como que lo dice mejor que yo Laureano Benítez Grande-Caballero en su artículo "Atención al disco rojo:los datos definitivos del pucherazo" (Alerta Digital, 4-5-2019): 



No hacía falta ser experto en runas, ni conjurar duendes en bolas de cristal, ni examinar posos de café para vaticinar que un golpista inmoral e indecente como Sánchez iba a ejecutar otro alevoso pucherazo, en la más negra tradición del socialismo, el de los «100 años de pucheros y golpes». En efecto, ¿qué otra cosa se podía esperar de un personaje trapisóndico, mafioso con descaro, mentiroso de libro Guinness, capaz de las mayores aberraciones con tal de seguir droneando con su Falcon?



Vayamos ahora con una parida que acaba de publicar un progreeclesial o ultraprogre dizque católico. El nota o susodicho no tiene ningún rubor en confesar su satisfacción por la reciente victoria de Pedro Sánchez (ya sabemos que fraudulenta, tramposa, ilícita, todo un pucherazo; total, algo muy en consonancia con todo lo fraudulento que es el doctor cum fraude Sánchez, y también, con esa curiosa costumbre que desde siempre tiene la izquierda de no aceptar los resultados de las urnas cuando les son desfavorables), tan Falconetti como chulo puta, pero en todo caso un tipo siniestro, enemigo del Dios Uno y Trino, enemigo de la Iglesia, enemigo de la Patria. 


Pero para nuestro ultraprogre no, que para sujetos como el autor del artículo de marras los partidos políticos por los que los católicos han de votar son todos aquellos izquierdistas que incumplen absolutamente los principios innegociales en su momento señalados por el papa Benedicto XVI (papa al que desprecia y odia y lleva siempre la contraria, por sistema o por la cara, esta gentuza malnacida y sobre todo mal encarada con la Iglesia): no al aborto, no al feminismo supremacista, sí a la libertad de enseñanza y a la posibilidad de elección de los padres la educación de sus hijos... 



Miserable, sencillamente, sin más comentarios. Estos ultraprogres o secularistas dizque católicos se pasaron los pontificados de Juan  Pablo II y de Benedicto XVI propalando insultos, descalificaciones, sapos, culebras, pestes, injurias y hasta amenazas contra la ortodoxia católica de ambos papas citados, en tanto en la actualidad aplauden las heterodoxias, blasfemias, groserías y desatinos del papa Francisco, uno de los nuestros, proclaman (siguen proclamando) ufanos. 

 

Sin embargo, lo que no termino de entender, hoy como ayer, es por qué los obispos no desautorizan ya de una de una vez por todas a toda esta diletante y jodelona tropa de Tamayos, Masiás, Castillos y cía, quienes no hacen otra cosa que dar la matraca, un día sí y otro también, con su magisterio paralelo, contra la doctrina de la fe de la Iglesia, siempre con la coartada de que así son más fieles al Evangelio de los pobres (argumento más simple y endeble que el mecanismo de un muñeco, y además falso de toda falsedad)con el estropicio resultante que de seguro ocasionan en la conciencia de tantos fieles.



El que sigue es el exabrupto del nota (cursivas nuestras), a la sazón uno de los más conspicuos progresaurios de España:

 

Lo que pasó ayer noche me ha recordado estos dos únicos precedentes:

  • Las sorpresiva y rotunda noche de 28 octubre 1982: poco después de la nueva constitución y del golpe de Tejero, ganó rotundamente el PSOE de Felipe González. A España “no la iba a conocer ni la madre que la parió”, Guerra dixit.
  • La más sorpresiva aún victoria del PSOE el 14 de marzo de 2004, tras el atroz atentado del 11M, que el PP quiso atribuir a ETA. La gente le gritaba a Zapatero: “No nos falles”. Y no falló hasta que la crisis de 2008 pudo con él.

Me alegré mucho y brindé con Reymos (ni francés ni catalán; ¡excelente espumoso moscatel de Valencia!) porque la ofensiva de la derecha venía a la reconquista de España con los caballos trompianos. “Con Rivera (Cs) no” le gritaban a Pedro. “Hay que dialogar y trabajar mucho y con mucha prudencia”, repetía un Pablo, esperanzadora madurado respecto a 2015. Todo llama a la esperanza, sobre todo con unas administrativas y europeas dentro de 4 semanas. Cambia de color España y, junto con Portugal, puede ser la semilla de una nueva Europa que regrese a su misión de verdadera levadura de socialdemocracia para todo el mundo.

Ya en un comentario para nuestra bitácora había manifestado cómo la lectura de un pequeño gran libro de Pedro Sánchez. , Manual de resistencia, me había dado las claves para comprender cómo en el partido más viejo de España se había fraguado un gran líder que va mucho más allá de las anécdotas y trivializaciones con que ha sido construida su imagen en los medios. Ayer Sánchez escribió un capítulo más de su irresistible (pero benéfica) ascensión.

Me alegro de que los temas religiosos y morales hayan alejado a las iglesias de esta batalla política. Pero no se puede perder la ocasión de reafirmar la total laicidad de la democracia española. Han de ses sustituidos los Acuerdos con la Santa Sede de 2078 por otros más de acuerdo con la Constitución del 78. Pensaba anoche que muchos obispos españoles se sentirían defraudados por los resultados. Pero que Francisco, allá arriba en el Vaticano, tan acribillado por el fuego enemigo y amigo que ha provocado por su defensa de los excluidos y empobrecidos, habrá sonreído con alivio. 

Y si no hubiera sido una intromisión a un autor que no necesita entradillas de presentación, hubiera puesto esta frase a la columna de  José Arregui hoy mismo: En el día en que el verdadero rostro del Galileo ha vuelto a vencer en España.  

 

 

Repárense en los elogios que dispensa a Falconetti el chulo puta este individuo ultraprogre que va de gran teólogo conciliar cuando no es más que un diletante politiquero neomarxistilla que no dudara en elogiar al chulo puta al tiempo que defenestra al grande de Benedicto XVI. Obsérvese que el nota este escribe "iglesias" con minúscula para referirse lo mismo a la Iglesia católica (la única fundada por Jesucristo) que a cualquier secta protestante. 

 

 

Conspicuo y diletante progre neomarxistilla, dinamitador de la Iglesia desde dentro. O lo que es lo mismo: el progre este de tres al cuarto es, ni que decirlo, del grupo de los ultraprogres dizque católicos (de católicos ya no les queda nada, las ganas de seguir jodiendo a la Esposa de Cristo, con la coartada de la solidaridad con los pobres y la justicia social, bla bla bla, que es una mentira como la copa de un pino) que protestaron aireados cuando salió a la luz el documento Dominus Iesus, publicado bajo el pontificado de Juan Pablo II con Joseph Ratzinger como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. En dicho documento el Magisterio se reafirma en la doctrina eclesiológica católica tradicional, bien que pasada por el Concilio Vaticano II, esto es, volver a dejar claro que la Iglesia católica es la Iglesia en la que "subsiste" la única Iglesia fundada por Cristo. 

 

 

Obsérvese el paso o superación del preconciliar la Iglesia católica "es" la fundada por Cristo, solo que a estos diletantes y jodelones ultraprogres dizque católicos lo que les va es la marcha: si el Magisterio dice A, ellos invariablemente dicen B, porque así halagan los oídos del mundo, de lo mundano, que es a lo que sirven estos notas, solo que con inesperados resultados: el proyecto progre de atraer a la gente a los templos a base de progrestizar-mundanizar el Evangelio se ha revelado como ineficaz: las iglesias y templos más vacíos de fieles son precisamente los de inspiración y praxis progre (la sal en ellos se ha vuelto totalmente sosa), mientras que las comunidades rebosantes incluso de vocaciones, de familias jóvenes con muchos hijos, son las que precisamente estos bocazas jodelones llaman comunidades neoconservadoras o hasta "integristas", restauracionistas.



Y ya nada más, hasta aquí.