Con la que está cayendo me vienen siempre a la cabeza las palabras, muy acertadas y actuales, de mi admirado el gran José Antonio Primo de Rivera:
 
''Tenemos una fe resuelta en que están vivas todas las fuentes genuinas de España. España ha venido a menos por una triple división, por la división engendrada por los separatismos locales, por la división engendrada entre los partidos, por la división engendrada por la lucha de clases. Cuando España encuentre una empresa colectiva que comprenda todas esas diferencias, España volverá a ser grande como en sus mejores tiempos.''
 
La ''triple división'', desgraciadamente, empezó de nuevo hace cuarenta años con la ''atomización'' del pueblo mediante los partidos políticos, con los separatismos iniciados por las absurdas autonomías, con la desaparición progresiva de la llamada clase media y con ello de nuevo el distanciamiento salvaje entre ricos y pobres que nos llevará a este paso y de nuevo a la lucha de clases. Además, sindicatos que sirven a los partidos (y a ellos mismos), no al obrero, y estos a la banca internacional.
 
Democracia orgánica, sindicato vertical y nacionalización de la banca, son tres de las cosas más importantes que se deberían establecer para solucionar gran parte de los males que sufre España.
 
Porque lo he dicho varias veces y lo repito, siempre que se adopta el sistema liberal en España vamos directos al caos. 
 
¿Pero les interesa a la mayoría de la clase política actual cambiar de rumbo, cuando son marionetas de la masonería internacional, herramienta esta de la banca internacional y a esta le va muy bien así convirtiendo a los países en su ''cortijo'' particular?. La respuesta la tenemos por ejemplo en España con la aparición de partidos como VOX (PP ''verde''), Ciudadanos (PSOE) o Podemos. No quieren el cambio que llevaría a introducir grandes y profundas reformas en la nación, está claro, quiere la criptocracia una continuidad, porque como he dicho les va genial así.
 
El sistema actual se asienta en una constitución liberal que nos está destruyendo como nación (esa es la idea). Pero se la alaba de forma desmedida y eso es un completo error pues nunca debe haber una que vaya en contra de la propia nación, como hace esta. He oído, que España es muy anterior a la constitución, muy cierto.
 
Resumiendo. No podemos seguir con un sistema que nos ha llevado a la situación actual, es que es de necios. Debemos tomar otra senda o nos estrellaremos completamente.