No hay como husmear en la prensa digital para descubrir cómo algunas redacciones toman a los españoles por imbéciles. Podríamos aportar numerosos casos pero nos contentaremos con el observado en la edición de ayer 31 de enero de "El Confidencial Digital" (ECD), ese medio tan bien informado en temas militares e inteligencia que hace que algunos sospechemos ciertos vínculos oficiales no del todo confesables. ECD se deja caer hoy con un artículo en el que, aparentando alabar a VOX, se diría que en el fondo intenta hacerle la cama con vistas a unas posibles elecciones a lo largo de este 2019.

 

Empieza diciendo que "El ascenso de Vox parece, a día de hoy, imparable. Lo confirman todas las encuestas demoscópicas y lo asumen los partidos rivales, que ya se preparan para una fuerte irrupción de los de Santiago Abascal en las instituciones después de las elecciones de mayo" (sic). Nos complace coincidir con ECD en su optimista vaticinio que no sólo subscribimos sino incluso aplaudimos sin reservas. Sigue diciendo que "la decisión de Sánchez de no impulsar un super-domingo electoral da al partido una oportunidad añadida para sacar ventaja" y añade: "Después de las elecciones andaluzas, el presidente del Gobierno se planteó seriamente hacer coincidir las elecciones generales  con las municipales, autonómicas, y generales previstas para el próximo 26 de mayo". "Esa opción, sin embargo, parece ya totalmente descartada. Moncloa intentará aprobar los Presupuestos como sea. Y se ha dado de límite hasta abril para lograr los apoyos necesarios. Si no lo consigue, el presidente se verá obligado, a partir de julio, a convocar unas elecciones generales, que previsiblemente se celebrarían en otoño". Y ahí viene la manzana ponzoñosa: "Con este nuevo calendario político asumido por los principales partidos, a Santiago Abascal se le ha abierto una opción que, de haberse confirmado el super-domingo electoral,  no tenía: postularse como candidato de Vox a las elecciones europeas" (sic). Y después de decir eso, tendida la trampa, ECD se queda tan pancho.

 

La jugada que propone ECD ya la protagonizó el "Chepas" Pablo Iglesias en 2014. En una muestra de su infinita hipocresía - hipocresía o ignorancia, o ambas cosas a la vez - ECD añade que una tal medida "permitiría a Vox lograr una repercusión nacional que, probablemente, no tendría con ningún otro aspirante. Además, el partido podría provocar un efecto arrastre de votos por toda España, también para sus diferentes cabezas de lista a municipales y autonómicas". Mentiras descomunales que intenta edulcorar diciendo que "La presencia de Abascal en Bruselas, no obstante, sería temporal. Tal y como hizo el líder de Podemos hace cinco años, abandonaría su escaño en el Parlamento Europeo para regresar a la política nacional en el mismo momento en el que Pedro Sánchez convoque elecciones generales. Unos comicios a los que llegaría aún más consolidado después de la campaña electoral por todo el país y su paso por Europa". Para dar credibilidad a semejante estupidez, ECD alude al supuesto temor del neo-PP de Casado señalando que "Esta opción tiene preocupados, y mucho, a relevantes cargos nacionales del Partido Popular, que han llegado incluso a bautizar la operación: Santiago Abascal – dicen - podría "hacerse un Pablo Iglesias". "En Génova 13 reconocieron al Confidencial Digital, el pasado mes de diciembre, que un super-domingo electoral, con elecciones generales, europeas, municipales y autonómicas, beneficiaría, fundamentalmente, a los partidos con más infraestructura: PP y PSOE. Por contra, perjudicaría, en su opinión, a los nuevos partidos, especialmente a VOX".  En tan sospechosa confidencia del PP el digital concluye que "Ahora, sin embargo, ante una posible candidatura de Abascal a las europeas, podría pasar justamente lo contrario: "Santi logrará votos para Vox en pueblos y regiones que antes el partido no iba a obtener". "Además, con Abascal como cabeza de lista a Bruselas, "Vox se nos puede acercar mucho en esos comicios. Eso es peligroso de cara a unas generales a corto plazo" (sic). 

 

Después de explotar el fingido miedo del PP a una tal candidatura, ECD intenta ofrecer la otra mejilla informativa cuando cita a VOX diciendo que "Desde VOX no son ajenos a estas especulaciones. Ni tampoco al temor del PP por una posible candidatura de Abascal a las europeas". Según un portavoz de VOX, sigue diciendo, "el hecho de no desvelar hasta poco antes de las elecciones a los cabeza de lista genera aún más "nerviosismo" entre los rivales: "Son ellos los que hacen mil especulaciones. Para las europeas, para Madrid... Nosotros callamos, eso aumenta su ansiedad, y nosotros encima no quemamos ni desgastamos a ningún nombre". 

 

Exactamente. Esa es la intencionalidad del texto y el zafio planteamiento de ECD, el de intentar "quemar" a Santiago Abascal alejándolo de Madrid con una elucubrante candidatura europea "a la chepas" que no sólo sería interpretada por los partidarios de VOX como una deserción de su liderato nacional, en busca de una vulgar mamandurria, sino que eliminaría a un temible y temido orador - como Santi Abascal - en los foros y concentraciones relacionadas con las elecciones autonómicas y municipales de Mayo. Cuando Santi intentara regresar a su merecido liderato se encontraría con el vacío de los que le recriminarían su irresponsabilidad y su abandono de las cuestiones nacionales. Como cualquiera puede observar, a Santi Abascal no sólo han intentado alejarle de Madrid con una idea-trampa sino colarle como a Blancanieves una manzana empozoñada que frene el incesante flujo de españoles bien nacidos que acuden a diario a VOX porque ya están hasta el gorro de la actual clase política, tanto la que dice "regenerarse" arropándose en la Bandera Nacional, como la que "hace asquitos en francés" y como la que gorronea dentro y fuera de Moncloa "porque son cuatro días". Que esa es la principal misión de Santiago Abascal y VOX, la de hacer que el "okupa cum fraude" no dure más de cuatro días. Las elecciones europeas, autonómicas y municipales de Mayo - con un VOX más activo que nunca - pueden acabar siendo para los actuales partitócratas un aviso de lo que se avecina en las Generales; el definitivo enema que les corte el cólico de corruptelas, sucias componendas y falacias que en contadas décadas han impuesto al sufrido españolito de a pie. Pobre España pobre, en manos de semejante tropa de inútiles.