A primeros de Febrero escribí un artículo, luego dejé de escribir por el cabreo que me producía el Madrid, titulado “Empieza la fiesta”. En ese artículo decía que lo mejor que le podía pasar al Madrid, con Solari de entrenador, era que acabara fuera de Liga y Copa y ello diera lugar al cese de Solari.

 

Floro, cada vez más lento, dejó a Solari para el partido del Ajax y Solari ha dejado al Madrid hecho un solar para lo que queda de temporada. La fiesta que empezaba en febrero terminó incluso peor de lo que yo pronosticaba.

 

Solari es un desastre sin paliativos. Un tonto con ínfulas. Y uno de esos argentinos encantado de oírse que, en el fondo, no dice nada salvo alguna sandez. Solari decidió morir con sus ideas, las ideas de un imbécil, y el problema es que sigue vivo y el que está muerto es el Madrid para esta temporada. No acertó en nada. Ni siquiera en sacar a Keylor Navas de la Champions.

 

Apunten todos los periodistas listos de fútbol y muchos jugadores de fútbol que han sido profesionales pero no tienen ni idea de fútbol. Vinicius es un paquete, como lo es Bale. Vinicius, la chupona veloz, no da un pase a derechas, no tira a puerta decentemente salvo por casualidad y pierde balones como un campeón. Que todo eso lo haga rápido no significa que juegue bien al fútbol. Significa que, encima, va a acelerado, es decir, que es un paquete rápido.

 

Sigan apuntando. Benzema no vale para nada aunque de repente haga tres partidos buenos y hasta luego Lucas para los tres meses siguientes. Casemiro tampoco es un lujazo porque no hay partido en el que no líe alguna a base de perder un balón donde no debe. Y en defensa Varane no vale para nada sin Ramos. Cuando Varane es el director de la defensa, al Madrid le meten 4 goles en el Bernabéu. Por lo demás, fue Varane el que se cargó a Lopetegui. Navas es mejor que Curtois. Y el Madrid debiera haber jugado, con un 4-4-2, alrededor de Modric e Isco con Asensio mejor que Lucas Vázquez y Marcelo mejor que Reguilón. Solari lo ha hecho todo mal. Y Floro también.

 

Vamos a ver con que nos sorprende Floro para el año que viene. La clave está en una delantera nueva en la que salvar a Asensio y, quizá, a Vinicius con la esperanza de que aprenda a jugar al fútbol. Benzemá y Bale al carrer, por Dios, ya.

 

A los que digan que Asensio ha perdido su oportunidad, decirles que el problema es que Asensio no ha tenido oportunidad porque aún siendo veinte veces mejor que Bale o que Benzema, la titularidad por decreto de estos dos inútiles le condenaba, como a Isco, al banquillo. Normal que Asensio, como Isco, hayan terminado hasta los huevos. A los que digan que Isco ralentiza el juego que se operen.

 

Delantera nueva. Un buen central. Un interior nuevo que haga algo más y mejor que Kroos y Ceballos. Y Benzema, Bale, Mariano, Casemiro y Kroos en venta además de dejar que la competencia decida entre Navas y Curtoais. Un entrenador que esté por esta labor y el Madrid puede hacer mucho. Pronóstico: Floro la cagará. Recuérdese que Floro no trajo a Cristiano Ronaldo pero sí a Bale y Benzema.