Reflexión sobre la alienación “progresista” intolerable de la parte significativa de alto clero

Este verano un grupo de católicos ermitaños en Escocia emitió un comunicado declarando que retira "nuestra obediencia del Papa Francisco y corta la comunión con la Santa Sede”. Resumiendo, motiva dicha declaración porque “nunca en la historia ha habido un Papa así, quien por sus acciones, palabras y enseñanza ha arrojado a toda la Iglesia en la confusión”, enumerando una veintena de argumentos señalando la promoción de arrianismo, sincretismo religioso, minando la santidad matrimonial, etc.,  llamando en consecuencia a Francisco “gran hereje”. (En el grupo también está el Hermano Damon Kelly, en cuyo currículo consta que fue detenido diez veces por criticar la homosexualidad y el aborto.)

En consecuencia, su obispo les notificó la excomunión en la misma víspera de Navidad por correo electrónico. ¿Era una felicidad navideña? Bueno, a la vista de lo ocurrido, comentamos:

  1. Queridísimos, ¿dónde está ahora vuestro mundialmente conocido diálogo, que practicáis con los habidos y por haber, con musulmanes, judíos, ateos, protestantes…? Ah, ya. Se puede cuestionar a Dios, pero no a Bergoglio.
  2. Pero, ahora que los habéis excomulgado, ¿no les podéis invitar cordialmente a vuestras sesiones de diálogo interreligioso? Tal vez ahora es el momento. Enseñadnos a dialogar, por favor. Naturalmente, con estos no mola. Ni con los cardenales de la Dubia, etc. Noto aquí cierto, como dicen italianos: “amico del nemici e nemico degli amici – amigo de los enemigos y enemigo de los amigos”.

Basta de comentar, ahora la contextualización. ¿Por qué el régimen de 78 ha tenido tanto éxito, dando portazo a todos los avances anteriores? Hubo alguien que dio la espalda a todo auténtico progreso que hubo antes, a pesar de algún que otro error que siempre va a haber en toda institución humana y acción política. Ese alguien fue la parte importante de la jerarquía de la Iglesia que dio abrazo a tantas ideas traicioneras y estúpidas de la progresía. Y allí tenemos, como botón de muestra, al actual cardenal Osoro organizando como seminarista una huelga en el seminario, “para evitar el peso de tomismo en las asignaturas”. Y un largo etc. Hasta hoy, con un Padre Ángel halagado por el sistema, convirtiendo la parroquia que le entregaron en un antro, provocando el temor y desesperación entre los vecinos. ¡Pero qué más da, tenemos la aprobación de la Sexta y allegados!

La sociedad española está adormecida porque le falta la sal (extiéndase a otras regiones, especialmente de la Europa Occidental). No es que la Iglesia se ha contagiado del mundo, sino que los representantes altos de la Iglesia estuvieron tan a gusto con ese mundo, que metieron toda suerte de humos diabólicos adentro. La sociedad española está anestesiada porque le falta la fuerza moral, porque ha perdido la batalla cultural que los representantes de la Iglesia dejaron de librar. Y si alguno se rebela contra esto, le enseñan la puerta. Y ni siquiera mostrando su rebelión, como estos escoceses, sino actuando no al son de la progresía, civil y eclesiástica: ¡puerta!

Pues cuando nos muramos todos, queridos católicos, especialmente los que tenéis el mando en la Iglesia, no vais a rendir la cuenta ni a Osoro, ni a Bergoglio, sino a Dios. Y por la cuenta que os trae, rebelaos. Rebelaos contra lo que no es católico, sed firmes en la fe y mostrad claramente el compromiso por Dios y por España.

Enlaces: http://www.trumpeteer.co.uk/the-declaration/4594595263

https://gloria.tv/post/9X88UcYnNp6M3eaYz69CYuNqc