Susana Díaz, la sultana del PSOE en Andalucía, tras haber perdido el sultanato y el susanato, decide ingresar en Ciudadanos por el día de los Santos Inocentes.

El motivo secundario de esta decisión estriba en sus desavenencias con Pedro Sànchez, lo que le ha espoleado a adscribirse en la formación naranja “para combatir” al despótico caudillo del PSOE.

Pero no todo termina aquí. Un equipo de investigación galo ha detectado que Susana Díaz recibió varios ramos de flores de color naranja de una floristería de París y que el remitente de tales agasajos es Manuel Valls, lo cual permite entrever las intenciones del dirigente gabacho.