Estos días están siendo un auténtico frenesí. Participar en la campaña de las elecciones municipales me está permitiendo conocer a gente maravillosa, enriqueciéndo mi experiencia y con algo de vanidad por mi parte, por qué no, de un poquito de sabiduría.
Las dos últimas me permitirán entender mejor este mundo y compartir con vosotros mi opinión sobre el tema candente del momento, con mayor o menor fortuna. Pero es la primera, las personas que estoy conociendo la que más me está "alimentando ". Gente entregada, afable, altruista y convencida como yo, de querer cambiar las cosas para dejar a nuestros hijos un mundo mejor.
Hace muy poco tiempo, el destino me llevó a presentar el acto de presentación, valga la redundancia, de VOX y este destino quiso que conociera a una de esas personas, vecino de Torrelodones. Sólo su presencia y el tono amable de su voz, invita a mantener una charla amigable, aún cuando nos acabábamos de conocer. La dirección le cedió un espacio para que expusiera la problemática con la que se encuentra en este municipio para el desarrollo de su hijo, con síndrome de Down, a colación de las medidas que este partido pretende adoptar para facilitar la integración de personas discapacitadas en la vida social del municipio.
Esto me llevó dos días después a ponerme en contacto con el, porque, inquieta de mi, quería conocer con detalle las trabas con las que se encuentra y aprendí de primera mano cómo es el mundo visto por una persona con este síndrome.
Lejos de dejar aflorar sentimientos, quiero utilizar este espacio para denunciar la falta de ayudas o medias que me relató.
A nivel Comunidad existen ayudas para la estimulación temprana (niños de 0 a 6 años) pero desde la solicitud hasta su aprobación pueden pasar por lo menos seis meses. A partir de esta edad no hay ninguna ayuda. A nivel Ayuntamiento, él sólo conocía un municipio, que no es el suyo, que amplíen estas ayudas. También comentamos que a nivel local se podría implementar no solo esta ampliación, sino la creación y potenciación de actividades lúdicas y deportivas para la integración en la sociedad al compartir estas actividades, apoyos y recursos a la educación para que sea inclusiva en centros ordinarios públicos. En la actualidad esto sólo ocurre en centros concertados; proyecto de "lectura fácil" y pictogramas en centros públicos, para una mejor comprensión; mejora de barreras arquitectónicas, que las ayudas que recibe el AMPA del Ayuntamiento, se destine una parte a proyectos inclusivos de personas discapacitadas.... Toda una batería de medias que daba por supuestas y que, ignorante de mí, no existen.
Cuál fue mi sorpresa repasando los programas de de los distintos partidos políticos, incluido Vecinos por Torrelodones, abanderados de lo Social, que ninguno salvo VOX, incluía medidas para paliar esta discriminación, es más no había referencias.
Sin embargo todos están ávidos de subvencionar a inmigrantes sin papeles, asociaciones feministas radicales o no, creencias religiosas minoritarias con riesgo de exclusión, la musulmana, por ejemplo.
No se lo que votaréis vosotros, pero desde luego mi voto lo recibirá quien me garantice la protección de los míos.