Ayer oyendo la radio escuché a don Manuel Valls, muy conocido en la casa de su novia, aspirante o pretendiente, una multimillonaria catalana, decir que él era progresista, de izquierdas, pero que había venido a Cataluña para “liderar a la derecha”.

¡Por poco me da un patatús!

Pero señor Valls, si usted dice que es progresista, de izquierdas, etc., ¿cómo aspira a liderar a la derecha catalana, por mucho que esté liado con una multimillonaria catalana, y al parecer “trabaje” para esa alta burguesía que ya está empezando a ver la ruina presente y futura de Cataluña, si los separatistas siguen adelante con sus planes de separarse de España…?

De verdad que no le entiendo, como tampoco comprendo que usted, candidato independiente en las filas de Ciudadanos, actúe como un verso suelto, ahora ya segregado del partido.

 Para empezar, y corríjame si me equivoco:

  • ¿Es usted masón o no, y es verdad que ha sido Gran Maestre de la Masonería francesa, como se ha publicado en numerosos medios…?

(Convendría aclararlo, más que nada porque el art. 22, 5, de la Constitución prohíbe las sociedades secretas).

  • Ítem más: ¿es usted español o francés…?

(Se lo pregunto porque muchos no lo tenemos claro, ya que los ciudadanos de la UE pueden concurrir a las elecciones municipales, pero poco más.

Y el art. 13 de la Constitución, en su núm. 2 establece que “Solamente los españoles serán titulares de los derechos reconocidos en el artículo 23…”, es decir “…derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos, con los requisitos que señalen las leyes”.

Si usted en realidad es un ciudadano francés, que ha venido aquí solamente a enredar, yo le agradecería que se callara, básicamente porque ya andamos sobrados de enredadores profesionales. Y de masones. ¡Y hasta de ex presidentes de la república francesa, a los que nadie hace ni puto caso en su país de origen, y que vienen aquí al calor de no se sabe bien qué!

¿Aspira usted a ser el primer presidente de la futura –pero próxima- república catalana…?

Pero lo que ya no le consiento, pues me molesta mucho, son sus continuas descalificaciones a un partido tan constitucional y legal como cualquier otro. VOX.

Por lo visto a usted no le molestan las alianzas con cualquier otro partido, incluso separatistas, o tontas útiles, como Ada Colau, pero tiene usted un grave problema con VOX, por razones que desconozco.

Lo suyo es grave, y tendría que hacérselo mirar.

Y, repito, si usted es francés, le aconsejo que se vuelva a su país de origen, que está hecho una pena, e intente solucionar algún problema, que aquí no nos hace ninguna falta.

Más bien es un estorbo, tanto para CIUDADANOS en particular, como para Barcelona, Cataluña y España, en general.