Seré razonablemente breve y concederé el protagonismo a Opinión Pública por Internet, hercúleos y sólidos youtubers, dedicados a denunciar una situación que, en el mejor de los casos, resulta altamente sospechosa y, en el peor, un escándalo singularmente turbador.

 

 

Larga tradición de pucherazos

 

Pudo haber un pucherazo el pasado 28 de abril de mil pares de cojones. O pudo no haberlo y, prudente conclusión, nuestra amada tierra esté irremediablemente echada a perder. Nuestra acrisoladísima tradición patria de ollas podridas deviene legendaria. Ya desde nuestra liberalísima Isabel II, todo ha sido un no parar. A mitad del XIX, los pobres eran tontos, según nuestras más conspicuas y psicópatas élites de la época. Cuando se concibió el asunto del pucherazo en España eran tan exiguos los españoles con derecho a voto que, en 1846 de una población de unos trece millones, no llegaban ni a cien mil los que podían votar. A falta de urna para votar, bien podía valer un puchero. Moderados o progresistas, el turnismo mamarracho, hasta hoy. Luego la putrefacción se perfeccionó durante la Restauración. Cánovas o Sagasta. El rocoso bostezo. Y la secular siesta. El encasillado, otro clásico perenne de nuestra perpetua podredumbre.

 

 

PSOE, he visto el horror

 

Y la II República, ese flagelo. Y el PSOE, metástasis del tumor. En el 31, mutándose unas elecciones municipales en un cambio de Régimen. En el 33, los socialistas perdiendo las elecciones. Poco después, dando uno de sus suculentos golpes de Estado. Asturias, por ejemplo, dejando mortalmente renqueante el Sistema y abriendo todas las compuertas a nuestro incivil combate entre hermanos. Elecciones del 36, los socialistas basan en ella su legitimidad política (y sus cuarenta años de vacaciones durante el franquismo, imagino) y su condena del alzamiento de Franco. Comprobadísimo, todo mentira: fraudulenta, hasta el tuétano, la victoria del Frente Popular.

 

Hasta hoy, truculento PSOE. Cuando llegan al poder las cuatro siglas mentirosas, tiembla España. Desde autogolpes de Estado, 1981, hasta autoatentados, 2004. Los españoles se merecen un gobierno que no les mienta. Memento Rubalcaba. El estilillo de la mendacidad. Y la extrañísima llegada al poder del falsario e ilegítimo Sánchez.

 

 

Dudar hasta de la duda

 

Dudo, luego existo. Lean con detenimiento y minuciosidad el manifiesto Plataforma Elecciones Transparentes. Tal vez, más allá de sus postreras conclusiones, entrevean mínimamente el tropel de mentiras sobre el que se cimienta actualmente nuestra heridísima patria. En fin.

 

 

 

PLATAFORMA ELECCIONES TRANSPARENTES

 

10 de mayo del año 2019

 

 

Por la presente, los medios de comunicación independientes y líderes de opinión en YouTube que firman abajo, declaramos:

 

Que nos sentimos consternados ante las múltiples pruebas de que el pasado 28 abril se ha producido una flagrante manipulación del resultado electoral.

 

La imposible casualidad de que el número de escaños obtenido por los seis primeros partidos (PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos, Vox y ERC) sean todos múltiplos de tres, unido a que las sumatorias de varios de ellos den como resultado el número de escaños de otro (PP+Ciudadanos=PSOE, Unidas Podemos+Vox=PP, Unidas Podemos+ERC=Ciudadanos) nos llevan a que el índice de probabilidad de que haya habido un fraude electoral es de un 99’86%, puesto que la probabilidad de que tan sólo el primero de los casos se dé, es de un 0’137%, como se puede ver en el siguiente vídeo.

 

Ante estas evidencias sólo cabe que un programa informático haya modificado el resultado electoral, cosa que se sostiene por la censurada noticia de que, tan sólo dos días antes de las elecciones, el presidente en funciones Pedro Sánchez aprobara la creación de un “Subcomité de Seguridad de la Información para la Difusión de Resultados Provisionales en Procesos Electorales”, con lo que uno de los partidos controla el proceso electoral, haciendo que se parezca enormemente a las profecías autocumplidas en forma de sondeos del CIS, que en los meses previos a la votación, prepararon a la población para tal caso.

 

http://www.interior.gob.es/prensa/noticias/-/asset_publisher/GHU8Ap6ztgsg/content/id/10249272

 

La participación, a través de Indra, de la empresa Smartmatic en el proceso electoral, conocida por sus pucherazos en países sudamericanos, refuerza las evidencias matemáticas antes expuestas y nos ponen ante lo irrefutable: que las elecciones del 28 Abril fueron amañadas.

 

Por todo ello, estos representantes de la opinión pública exigimos:

 

1-La repetición de las elecciones generales del 28 abril del 2019.

2-La inmediata supresión del organismo conocido como “Subcomité de Seguridad de la Información para la Difusión de Resultados Provisionales en Procesos Electorales”.

3-La prohibición de que se realicen modificaciones a los mecanismos con los que se realizan las elecciones en los seis meses antes a las mismas, y sin conocimiento cierto por parte de la ciudadanía, a través de los medios de comunicación de masas.

4-Que la Autoridad competente facilite los resultados de la totalidad de las mesas electorales en cada ciudad o pueblo para que todos los ciudadanos puedan cotejarlos con lo sucedido en su localidad, utilizando los medios tecnológicos de que la Administración dispone.

5-Que se implemente urgentemente un sistema de recuento con la tecnología P2P para que cada ciudadano pueda ver, desde su casa y en directo, cómo se introducen los resultados de cada mesa de cada localidad en el recuento final y pueda cotejarlo, después, con las actas de lo sucedido en su barrio o pueblo.

6-Que se paralicen de inmediato las próximas elecciones municipales, autonómicas y europeas o, en su defecto, que auditores informáticos externos e independientes tengan acceso a los programas de las empresas Smartmatic y Scytl, que realizan los recuentos, para verificar que no han sido hackeados; es decir, programados previamente, para alterar el resultado electoral.

 

En definitiva y en resumen: los representantes de la Opinión Pública por Internet exigimos que la democracia española se adecue a los tiempos de la Sociedad de la Información en la que vivimos, en términos de transparencia, y adopte los métodos ya existentes para que los ciudadanos podamos velar por la limpieza de los procesos electorales del régimen en el que vivimos, sin los cuales, la democracia no puede existir.

 

Con tal fin, el domingo día 19 de mayo convocamos al pueblo español a que se reúnan en las plazas mayores de cada localidad de nuestro país para hacer lectura de este manifiesto.

 

www.eleccionestransparentes.wordpress.com