Cuando la casa de Borbón original -la francesa-, representada a la sazón por Luis XIV, destinó a uno de sus miembros - el que sería Felipe V- al trono de España, tras morir sin descendencia Carlos II, hubo un tal marqués de Castell dos Rius que exclamó, en el colmo del alborozo lameculos: "Ya no hay Pirineos".
Ignoro si al señor Macron, Presidente de la República francesa, le satisface ser objeto del mismo tratamiento; pero de lo que no hay la menor duda, es de que el señor Rivera está bien dispuesto a prodigarlo.

"Hablamos con el Elíseo directamente. Macron apoya nuestros pactos" - ha declarado don Albert Rivera según cuenta la prensa.

Y el señor Rivera no se refiere a los acuerdos para entrar en tal o cual grupo del Parlamento Europeo, o en el reparto de cargos, carguitos y carguetes en el ámbito de la Unión. Se refiere a los pactos alcanzados por Ciudadanos con el PP y, a través de este - porque la hipocresía y el cinismo de los mandamases de Ciudadanos no alcanza límite - con VOX.

Y el señor Macron - siempre según la prensa - ha hecho responder a sus portavoces que "es una información errónea. El presidente no ha pronunciado esas palabras".

Es decir; que el señor Macron no aprueba la conducta de su protegido y le niega el pan y la sal de su pretendido apoyo porque -¡horror!- ha entrado en ayuntamientos o gobiernos autónomos con VOX. Esto es: con un partido absolutamente legal, que ha obtenido cientos de miles de votos.

Esto demuestra dos cosas: por una parte, la desfachatez del señor Macron, llegado a la Presidencia de la República gracias a que todos -todos: derechita liberal, socialismo cutre, izquierda radical, antisistemas...- le auparon en alianza contra natura para impedir que ganase la presidencia Marine Le Pen.

La otra cosa que demuestra, es la dependencia de Ciudadanos del extranjero. Porque resulta evidente que no se trata de acuerdos o alianzas en el Parlamento Europeo, sino en las instituciones españolas. Y esto no hay que demostrarlo, porque don Albert Rivera lo confiesa: "Hablamos con el Elíseo directamente".
Total: lo que llevan haciendo todos los políticos liberales y democráticos de España desde hace siglos.