Ni Dios, les ha faltado decir. Mientras Sánchez cree haber hallado la fórmula para salvar las quejas de la familia y evitar que un juez paralice la exhumación en el Valle de los Caídos. Y da por hecho que la Iglesia, que custodia la basílica donde están enterrados Franco y José Antonio Primo de Rivera, facilitará su objetivo, esta vez la Iglesia ha sido semicontundente:"  La decisión es del Gobierno y de la familia. Es decir, que debe existir un acuerdo entre las partes. O lo que es lo mismo, que sin el permiso de los Franco, no será posible la exhumación porque en este caso y en cualquier otro son los descendientes los que tienen el derecho y la potestad de decidir sobre los restos mortales de su familiar". Así informa el ABC que dice haber tenido contacto con el Arzobispado.

Recordemos al ínclito de Sánchez que según los acuerdos con la Santa Sede renovados por España en 1979, el Estado carece de competencias sobre cementerios, exhumaciones y traslado de restos en lugares eclesiásticos y que es la propia ley de memoria histórica en su artículo 16 la que recoge que el Valle de los Caídos se rige estrictamente por las normas aplicables con carácter general a los lugares de culto y a los cementerios públicos. Este es precisamente el punto que quiere retocar el Gobierno.

Y mientras tanto los partidos políticos posicionadose para ser aplaudidos por sus votantes y como Sánchez tiene esa gran mayoría de 84 Diputados, tendrá que ir cediendo poco a poco.

Por ejemplo las posiciones más claras son las de Ciudadanos y Erc. Ciudadanos apoya la propuesta aunque reclama a Sánchez un «proyecto serio» para hacer un monumento a la concordia. Albert Rivera llegó a plantear que se levante un cementerio nacional como el de Arlington (Estados Unidos) que acoja a los dos bandos de la guerra civil. Rivera es tan tonto que no sabe, o sí lo sabe que es lo peor, que ese monumento ya existe en España: El Valle de los Caídos.

ERC condicionó su voto a que el Gobierno anule las sentencias del franquismo, y en concreto, la condena a muerte sobre el expresidente catalán Lluís Companys, fusilado.

El PP como siempre a verlas venir y esperar. Se ha ido Rajoy pero la inacción sigue igual en el Partido de Casado. Quieren que pase el tiempo, abstenerse y recurrir, pero siempre sin enfrentamientos no vaya a ser que pierdan votos y en 18 meses que quedan para las elecciones se convierta en la nueva UCD. Todo es posible.

Así que queda un tablero de ajedrez muy interesante y el que está a punto de ganar la partida es la FNFF que lleva diciendo por activa y por pasiva que "El Valle no se toca" ¿Y si hacen jaque mate? Que ridiculo, por Dios.