Final del editorial, 5 de febrero, 2020. Sobre la trifulca bélica entre Turquía y Siria afirma que "se trata de una situación humana inaceptable. Naciones Unidas ha expresado oficialmente su preocupación, pero esto resulta claramente insuficiente. Son necesarias medidas concretas para que, en primer lugar, Turquía y Siria respeten un alto el fuego que, a la vista está, en estos momentos es poco más que papel mojado. Rusia, que apoya a El Asad, y Estados Unidos, aliado de Turquía, tienen una importante responsabilidad a la hora de evitar que la carnicería siria se prolongue".

ISIS, cloaca

El País, infectando. Por acción y omisión. Tergiversación de manera invariable y planificada en todo lo acaecido en Siria. Les salió bien con Iraq y Libia. Con Siria, algo peor. En esta ocasión, alivio, ignoran la retórica grandilocuente. El genocida Bashar al Assad, buhonería retórica, encumbrar el tono. Curiosamente, o no, también soslayan al Estado Islámico, trozo nuclear.

El Estado Islámico, ISIS, pergeñado hábilmente por las cloacas USA con el indispensable socorro del MI6 británico, el Mossad israelí, los servicios secretos paquistaníes y la Presidencia General de Inteligencia de Arabia Saudita. A los yanquis les salió razonablemente bien el asunto de Afganistán. Russians go home. Quisieron repetir.

ISIS implicado en el apoyo a la insurgencia que USA y la OTAN han dirigido contra el legítimo gobierno sirio de Bashar al Assad. Luego, zascandileando, clave, entra en escena Turquía. Durante los últimos años han ido revelándose nuevas pruebas de cooperación entre el estado turco y el ISIS. Además de las múltiples pruebas materiales, los yihadistas del ISIS apresados denuncian con nitidez al estado turco.

Turquía contra Siria

Por ejemplo, a vuela pluma. La OTAN y el Estado Mayor de Turquía, responsables de la contratación de mercenarios de ISIS y Al Nusrah, ya desde 2011. El ejército turco, tan majo, alojó a estos sicarios, los entrenó y aseguró su entrada franca en el norte de Siria. También policía y, sobre todo, servicios secretos turcos. Apoyo abierto del estado turco hasta 2015. Auxilio y colaboración incesantes, posteriormente. Los planes del estado turco sobre la región, ISIS mediante, expuestos con suficiente claror en las confesiones hechas por miembros capturados en Baghoz. Los miembros del ISIS capturados desvelaron cómo arribaron a Siria desde Turquía, el sostén que recibieron de las alcantarillas turcas y su fructuosa relación comercial.

ISIS, nuestro Frankestein

Turquía, más tarde, el amigo americano manda, sobreactuación fantasmagórica, recula parcialmente. Los criminales de ISIS dentro de Siria, trabajaron a las órdenes de la alianza militar occidental. Su implícito quehacer, ocasionar ruina y cataclismo en Siria. Las crueles decapitaciones realizadas por los terroristas de ISIS, parte de los programas de entrenamiento favorecidos por la CIA en remotos campos de Arabia Saudí y Qatar.

Muchos de los asesinos de ISIS, presos convictos, incluso condenados a la pena capital, liberados de los talegos de Arabia Saudita, sólido cófrade de Occidente, tan amiguito de España. Israel, mientras, apoyó a ISIS y Al Nusrah en los Altos del Golán en su pugilato contra el gobierno de Al-Assad y Hezbollah. Yihadistas, también, reunidos regularmente con oficiales de la milicia israelí, así como con el primer ministro Benjamín Netanyahu. Reconocimiento sobrentendido del alto mando militar israelí.

Gravísima escalada, de verdad

El País, editorial, bufo y falsario ejercicio de funambulismo y equidistancia. Al menos, en esta ocasión, sus embustes, por omisión. ISIS, psicótico fragmento de la política exterior de Yanquilandia. Trocear Irak y Siria. Un califato islamista sunita, una república árabe chiíta y república del Kurdistán. Imagino que El País apoya semejante demencia belicista. Tiene mucho sentido. Esta sí, verdadera " y gravísima escalada en el conflicto". Pero mundial. En fin.