La mayoría de los medios de comunicación pretenden tomar por tontos a los españoles, sobre todo en esta ocasión. Todos los medios afines al PP como son la COPE, ABC, LA RAZÓN, y ES RADIO, 13TV, etcétera., convenientemente regados con propaganda institucional, intentan tapar la terrible traición cometida por el Partido Popular en la votación para decidir la composición de la Mesa del Congreso para esta nueva legislatura.

El Partido Popular una vez mas, prefirió a los comunistas marxistas bolivarianos de Podemos, en lugar de a las leales y personas de palabra de VOX, que gracias a la enorme generosidad de Vox, gobierna junto a Ciudadanos en multitud de Ayuntamientos y Comunidades Autónomas. Vox en ningún caso les impuso entrar en los gobiernos, a pesar de que lo podía haber hecho, pero no quiso poner muchas trabas con tal de quitar a la izquierda de los gobiernos. Allá ellos, con sus estrategias mal calculadas. Casado va por el mismo camino que Rivera.

Como decía anteriormente, ante la votación para decidir la composición de la Mesa del Congreso para esta nueva legislatura, el Partido Popular con tal de no votar y perjudicar a Vox, prefirió pegarse un tiro en el pie y renunciar a la primera Secretaría de la Mesa, -tal como se dieron las votaciones-, porque el PSOE dividió su voto para que Podemos lograra 3 puestos y el PP obtuviera la cuarta Secretaría, antes de que Vox consiguiera las mismas que ellos, es decir, dos, que son exactamente las que le correspondía a Vox por sus resultados electorales.

El Partido Popular con los votos que le sobraban para obtener su Secretaría, es decir, treinta y tres votos, votó a Ciudadanos a sabiendas de que Ciudadanos no obtendría ninguna Secretaría, pero Vox tampoco y sin en cambio Podemos si la lograría, quedando la mesa de la siguiente manera:

Seis puestos en la mesa para la izquierda y tres puestos para el centro derecha -2 para PP y 1 para Vox- .

Por el contrario, si el Partido Popular con los votos que le sobraban para obtener su Secretaría, es decir, treinta y tres votos, hubiera votado con seis a Vox y con veintisiete a Ciudadanos, el PP hubiera obtenido la tercera Secretaría, en lugar de la cuarta que logró y Vox hubiera conseguido la cuarta Secretaría, quedando la Mesa de la siguiente manera:  

Cinco puestos en la mesa para la izquierda y cuatro para el centro derecha -2 para PP y 2 para Vox- .

Vamos, igualito. Aunque en el fondo da igual, porque en la mesa lo importante es tener la mayoría, el resto sirve de poco. Simplemente es una muestra de que el partido Popular no es un partido de fiar, como ha demostrado en numerosas ocasiones con sus innumerables incumplimientos de promesas electorales, por no hablar de los numerosos casos de corrupción millonaria, la lamentable gestión económica con la que se llevaron por delante multitud de Cajas de Ahorros y de la que todavía hoy estamos pagando su rescate aunque no tengamos dinero para pagar las pensiones o el incremento de la deuda pública en los mismos porcentajes en la que la elevó el gobierno socialista de Zapatero. Esta es la descripción exacta de lo que es el PP, aunque sigan pretendiendo engañar a los españoles con sus medios afines, aunque cada vez los españoles se informan mejor, mediante las redes sociales o pequeños medios de información verdaderamente libres.

Ahora el PP, quiere culpar a Vox de su lamentable y traidora actuación para demonizarle -manipulando y mintiendo como Sánchez-, cuando es él propio PP y nadie mas que él, el único culpable de tamaña traición, no guardando la fidelidad debida a Vox, ya que gobierna gracias a él muchos Ayuntamientos y Comunidades Autónomas.

El Partido Popular cada día se parece mas al PSOE y a Sánchez, mintiendo, mintiendo y mintiendo, perdiendo así toda credibilidad.

Teodoro García Egea se descuelga diciendo que había ofrecido un puesto a C´s y otro a Vox, diciendo además, que no podrían tener representación por si mismos -refiriéndose a Ciudadanos y Vox- ya hemos visto como MINTIÓ García Egea, porque Vox ha obtenido la cuarta Vicepresidencia por si mismo, con los votos exclusivos de Vox, sin un solo voto del PP.

Vox a dejado en evidencia a todos los medios de comunicación que han mentido sobre el asunto, acusando falsamente a Vox de ser el culpable de que Podemos tenga tres puestos en la Mesa, cuando el único culpable es el Partido Popular, también a dejado por mentiroso a Teodoro García Egea. Los números no admiten discusión.

El PP ha sacado toda la artillería de sus medios de comunicación afines, bien regados con propaganda institucional, para culpabilizar a Vox de su traición y difundir su falsa teoría, como ha quedado demostrado anteriormente con los números y no con palabrería, porque los números son muy tozudos y contra la evidencia de ellos, no se puede luchar.

Teodoro García Egea miente igual que Sánchez. Debe ser que al compartir la mayoría de las leyes ideológicas de la izquierda se contagia.

Pero el PP no solo ha traicionado a Vox, también ha traicionado a sus propios votantes, porque la mayoría de ellos hubieran preferido que Vox hubiera obtenido dos puestos en la mesa, en detrimento de los comunistas marxistas bolivarianos de Podemos que lograron tres gracias al Partido Popular.

En la anterior legislatura del 28-A, Vox obtuvo veinticuatro escaños, es decir, catorce mas que ahora Ciudadanos, y no pidió nada. Pero al contrario de lo que dice ahora, el PP apoyó a Ciudadanos votándole, y obtuvieron dos puestos cada partido, quedando la composición de la mesa, con cinco puestos para la izquierda y cuatro para el centro -2 para el PP y 2 para Ciudadanos-. Ante aquellos resultados electorales, no escuché al PP, pedir a Ciudadanos que cediera un puesto en la mesa a Vox, pero tampoco escuché a ningún medio de comunicación de los que ahora ladran contra Vox, decir nada y menos aún, ni tan siquiera mencionarlo o pedirlo.

Sin en cambio, en la votación a la presidencia de la Mesa, Vox si fue leal con el partido Popular, porque Vox es un partido noble y honrado, no como el Partido Popular que son una pandilla de “trileros”.

Al no obtener ningún candidato la mayoría absoluta pata presidir la mesa en la primera vuelta, los dos candidatos con mas votos obtenidos en dicha vuelta, es decir, Meritxell Batet por el PSOE y Ana Pastor por el PP, pasaron a la segunda vuelta para presidir la Mesa. Vox fuel leal y generoso, votando al candidato del PP, en lugar de al del PSOE, pues siendo los dos pésimos candidatos, era menos malo el del PP. Por el contrario, Ciudadanos votó en blanco a Ana Pastor.

Si el PP quería que su socio de gobierno en muchos Ayuntamientos y Comunidades Autónomas tuviera representación en la Mesa del Parlamento, que le hubiese cedido uno de sus dos puestos, porque Vox no es socio de los gobiernos, simplemente facilitó las investiduras para echar a la izquierda. Pero es que además, para mayor inri, Ciudadanos ha hecho un cordón sanitario a Vox. No ha sido capaz, ni tan siquiera a sentarse con ellos a una reunión, aunque necesitaba su apoyo para lograr los Gobiernos Autonómicos y los Ayuntamientos en los que actualmente gobierna conjuntamente con el PP, pero a mayor abundamiento, Ciudadanos acaba de reprobar al candidato de Vox -Javier Ortega Smith- en el Ayuntamiento de Madrid con una sarta de mentiras.

Abascal avisó de la prevaricación

Santiago Abascal advirtió a la presidente del Congreso Meritxell Batet que hiciera cumplir las sentencia del Tribunal Constitucional 119/1990 y no diera por válido las promesas o juramentos de los electos, que no habían jurado o prometido de acuerdo al Reglamento de la Cámara, como dice la propia sentencia, y por tanto, que los electos separatistas no habían alcanzado la condición de diputados.

También, Abascal avisó que Vox se reservaba todas las acciones legales correspondientes no solamente contra los electos que han alcanzado la condición de diputados de manera ilegal, sino también contra la presidente de la Cámara y todos los miembros de la mesa que lo hubieran permitido por la posible comisión de una prevaricación administrativa.

Después de estar correctamente informados, sin manipulaciones, y con todos los datos tal como son, juzguen quién miente y quién traiciona.