Hubo un tiempo en que España, gracias al esfuerzo de todos los españoles, empezó a salir del hambre y el aislamiento de la siempre rencorosa "gauche divine" internacional, proliferando en los medios de entonces todo tipo de curiosidades y originales ironías que acabaron condensándose en aquel famoso "Celtiberia Show" reflejando el buen humor popular y la "Marca España" de entonces. Todos lo celebramos, todos nos reímos y nadie se hubiera tomado sus anécdotas como norma de vida; entre otros motivos porque las autoridades de entonces, mucho más conscientes de su deber que las de ahora, nunca lo hubieran consentido. Ahora, después de todo lo que ha llovido, se diría que cualquier españolito/a de a pie - en parte gracias a los medios y a las RRSS - puede permitirse la osadía de hacer el imbécil en público y ostentar progredumbre tratando de imponer unas reglas de comportamiento cívico-social, por estrafalarias que éstas sean.

 

Leemos en la página de Facebook "Hacer Grande a España otra vez", dedicada a VOX y a los amigos de Santiago Abascal, una noticia inicialmente difundida por TeleMadrid en el sentido de que el Ayuntamiento de Getafe celebrará desde este mes de febrero bautizos civiles. Bajo una gran fotografía de Sara Hernández, Alcaldesa de Getafe, TeleMadrid elabora el tema señalando que dichos actos se denominarán "Actos de Bienvenida a la Ciudadanía" y que responden al programa aprobado por el pleno a iniciativa de - sí, lo adivinaron - AHORA GETAFE, otra de esas mamarrachadas de la extrema izquierda, con el voto a favor de PSOE, de IUCM-LV y de la concejala no adscrita. No sé por qué no nos extraña que CIUDADANOS se haya abstenido, como no nos extraña que el neo-PP de Casado se haya pronunciado en contra de semejante chabacanada. La plataforma de Albertito Rivera sigue haciéndole asquitos al tradicionalismo español con espantadas "à la française", como ésta, y el PP no podía dejar pasar esta ocasión para poder subrayar que se está "regenerando" - a pesar de que días atrás, su vieja mandamás Soraya Sáinz de Santamaría, en un desayuno "de trabajo" de dos horas de duración en el Wellington, sondeaba sus posibilidades de retorno al poder con la ayuda prometida in situ por JuanLi Cebrián - vade retro, Satanás......

 

Según la alcaldesa Sara Hernández, "frente al bautismo religioso hay una ceremonia de bienvenida a la ciudadanía y es un orgullo que en la ciudad se puedan celebrar estas ceremonias para dar la bienvenida a vecinos que se incorporan a la sociedad, haciendo valer la defensa de la libertad y la igualdad". El mismo bla-bla-bla de siempre, cuando se quiere cubrir la vergüenza de carecer de un Plan de Gobierno y tener que justificar la necesidad de "hacer que se hace". En la nueva liturgia política del acto, que se celebrará en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, además de presentar al municipio al niño menor de edad, sus padres se comprometen a educarle en los valores cívicos de dignidad de las personas" (sic). "La primera parte de la ceremonia contará con la lectura de una serie de artículos legislativos, por parte de la alcaldesa o el concejal que la oficie, así como de la Convención de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas; de la Constitución Española; y de la Declaración de los Derechos del niño o la niña". "En la segunda parte de la ceremonia - sigue diciendo la nota - los padres podrán tomar la palabra si lo desean y por último se firmará la Carta Municipal de Ciudadanía del Niño y la Niña de la que se entregará una copia a los padres del menor". Hala, todos contentos, todos bautizados, todos podemizados en el compromiso pijoprogre alentado por socialistas y comunistas y practicado por los "tontos útiles" de siempre. Nada nuevo bajo el sol.

 

En el Pleno en el que se aprobaron los bautizos civiles, el portavoz adjunto del PP de Getafe, Antonio José Mesa, aseguró que "las carmenadas llegan a Getafe a hombros de los costaleros de Ahora Getafe, que no quieren saber nada con la Iglesia Católica, pero su complejo les hace celebrar esos mismos ritos".  Algo parecido a la Italia de finales de la Segunda Guerra, antes de que Enrico Berlinguer pusiera orden en su partido, cuando muchos padres italianos bautizaban a sus hijos - estos sí eran bautismos de verdad - mientras los apuntaban al Partido Comunista por si acaso....El baldonazo de Getafe no ha sido el único desde que los viejos anarco-comunistas españoles decidieron modernizarse y confiar a los vocingleros universitarios la gestación de una nueva izquierda - la del PODEMOS globalista y sus marcas blancas - y los socialistas, temiendo perder posiciones, empezaron a ver con buenos ojos la creciente ola de estupideces con las que sus nuevos miembros hacían ostentación de ortodoxia y progredumbre. Lo que Felipe González y Alfonso Guerra nunca hubieran consentido ahora lo aplaude el "okupa cum fraude" de Pedro Sánchez - lo aplaude aunque no lo trague del todo porque a la hora de tragar prefiere el caviar del Falcon y los lechazos de Galapagar. .  

 

Las mamandurrias derivadas de participar activamente en la política local al amparo de las nuevas Comunidades Autónomas fueron el principal motivo de que tantos imbéciles dieran la nota aportando iniciativas absolutamente desquiciadas. Días atrás, a la concejala de seguridad de Lorca no se le ocurría mejor aportación ideológica que la de casar a dos perros. Le pueden dar las vueltas que quieran, pero esa "ceremonia" hubiera podido simularse sin tanto protocolo y boato - la niña la hubiera dado por buena - pero la concejala se pasó y eso es indiscutible. Si no querían que la "boda" fuera objeto de chirigotas podrían habérselo pensado antes de hacerla como la hicieron y, como precaución, sin cobertura gráfica de ningún tipo. 

 

Y en varias CCAA - sobre todo en las que gobierna el PSOE, con o sin ayuda podemita - son frecuentes este tipo de ceremonias que, en el fondo, sólo patentizan los complejos de sus promotores y su mala conciencia cuando se empeñan en ofender al Cristianismo - ya que nunca se atreverán a ofender al Islam. Tenemos parientes lejanos en Baleares que confiesan haber pasado grandes apuros hasta que pudieron subirse al tren de la izquierda soberanista de Francina Armengol, donde medraron en altos cargos totalmente injustificados salvo por su ostentación de socialismo ateo mediante la celebración de bautismos y funerales civiles. Y lo mismo parece ocurrir en otras latitudes.

 

Alguien decía en esas malditas RRSS que no se explicaba cómo 5 millones de españoles habían podido votar a PODEMOS. La contestación de uno de los foristas fue la de que en España había muchos más millones de idiotas haciendo política, y que si hubiera más no cabrían en el mapa y caerían al mar. ¿Será verdad?  Una cuestión sin respuesta hasta el próximo mes de Mayo, con unas elecciones en las que un pequeño partido cargado de ilusiones y totalmente desprovisto de falsos postureos - como VOX - podría dar tremendo sorpasso a diestra y siniestra. Hasta entonces, sólo podemos lamentarnos de que nuestra pobre-España-pobre esté en manos de semejante tropa de impresentables lunáticos.