Yo no soy jurista. Para mí, el mundo del Derecho es como cuando estudiaba a los Filósofos Clásicos en el colegio, sé que existieron, nos ayudaron en la compresión humana del pensamiento, pero no podría explicarlo porque jamás llegué a entenderlos en su totalidad.

La jurisprudencia, ya sea Laboral, Contencioso, Penal, Civil... es una de esas cosas que sabes que están para mejorar la convivencia en un estado democrático pero sólo entendida por unos pocos abogados apasionados del mundo del derecho, que no todos los que actualmente ejercen.
Creemos, que algunos de estos apasionados del Derecho son los encargados de interpretar las Leyes cuando no se entienden, o entran en contradicción unas con otras y es en este nivel donde los profanos como yo, ya no conseguimos entender nada.
Pero desde nuestro mundo de ignorancia, si que podemos alcanzar a tener una opinión, afortunada o no, pero en definitiva nuestra, basada en la experiencia, razonamiento del que tanto hablaron los filósofos, mayor o menor grado de cultura y sentido común.
Todos tenemos una opinión en cuánto a "prisión permanente revisable" se refiere. En un alto porcentaje sentimiento y el resto, sentido común. O de la corrupción de los partidos, también tenemos una idea clara de lo barato que resulta robar a las Arcas del Estado.

Pero si algo me ha dejado "ojiplática" estos días, ha sido la decisión de los jueces de lo Contencioso-Administrativo de Madrid de la mano del Tribunal Supremo, permitiendo al fugado Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, presentarse a las elecciones europeas, representando a España. Un sinsentido que ha tumbando de esta manera la decisión de la Junta Electoral Central de vetar su candidatura.

Esto me genera una duda. Haciendo una comparativa con la evidente y única diferencia de las armas, ¿qué hubiese pasado si Antonio Tejero hubiese huido a Bélgica o Alemania? Probablemente el tema de empuñar un arma hubiese desencadenado su repatriación inmediata, pero ¿no es igual el delito de Rebelión ya sea por armas, ya sea mintiendo y arengando a las masas para que hagan de escudos humanos y conviertan las calles en guerrilla urbana? Para mí y con mi raciocinio limitado, los dos son igualmente repugnantes, pero el segundo tiene el agravante de la cobardía, elevado a la enésima potencia por su huida, dejando a sus compañeros traidores vendidos a las puertas de la prisión. ¿Le habrían permitido a Tejero presentarse a las elecciones europeas?
Como la respuesta sería casi unánime, quizá lo que hay que plantearse es, si la diferencia entre uno u otro es que el primero es Guardia Civil, abanderados de la brutalidad policial según la izquierda radical, hasta que tienen un problema y la sola visión de ellos acercándose les da tranquilidad. El segundo es y ha sido socio de los distintos gobiernos de este país, hasta que su narcisismo le hizo asomarse al río.

No cuestiono las decisiones judiciales porque no estoy capacitada para ello, pero lo que sí hago, estando en mi derecho de libertad de expresión, es opinar que si uno o varios jueces interpretando las leyes, permiten que alguien como un huido de la justicia se pueda presentar como diputado europeo, o bien dicha interpretación no es correcta o bien, y con toda probabilidad, haya que cambiar las leyes previendo que este tipo de situaciones no puedan darse, y aclarar a Europa que no pueden tomar posición en estas cuestiones, ya que son internas de un país.

Invito al señor Puigdemont a venir a mi tierra a dar un mitin, a exponer sus propuestas y a solicitar mi voto. Yo le prometo que acudiré a escucharle, incluso estaré esperando cuando baje del avión para darle la bienvenida.
Pero como todo cobarde, no vendrá. No es lo mismo, pusilánime egocéntrico en libertad que valiente y consecuente entre rejas.
Estaré expectante cuando venga a recoger su acta...