El PSOE, Podemos, CHA e IU han logrado conseguir que se apruebe una reforma sobre la custodia de los hijos menores en Aragón. La modificación ya fue criticada durante su tramitación por Ángel Dolado, el Justicia de Aragón, que ha emitido un informe sobre la cuestión en el que señala que “la ley se viene aplicando por los tribunales aragoneses generando una jurisprudencia consolidada muy adecuada y acertada”. Además, el informe destaca que “los jueces no han tenido ningún inconveniente en analizar caso por caso y establecer la custodia compartida o individual en función, siempre, del interés del menor”.

 

La modificación afecta al artículo 80.2 del Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba, con el título de «Código del Derecho Foral de Aragón», el Texto Refundido de las Leyes civiles aragonesas. Ese precepto establece para el periodo de tiempo anterior a la entrada en vigor de la reforma que el Juez adoptará de forma preferente la custodia compartida en interés de los hijos menores, salvo que la custodia individual sea más conveniente, teniendo en cuenta el plan de relaciones familiares que deberá presentar cada uno de los progenitores y atendiendo, además, a una serie de factores. Cuando la alteración normativa entre en vigor, el mismo precepto señalará que el juez adoptará la custodia compartida o individual de los hijos atendiendo a su interés.

 

Al interpretar el Código Civil, se ha acogido una posición que se corresponde con las reglas que, hasta la entrada en vigor de la reforma de la custodia compartida, resultan aplicables. Así se puede comprobar observando diversas Sentencias del Tribunal Supremo, como la de 29 de abril de 2013 o la de 9 de marzo de 2016, que establecen que el régimen de custodia compartida debe ser considerado como “normal e incluso deseable, puesto que este permite que sea efectivo de manera plena el Derecho que los hijos tienen a poder relacionarse con sus dos progenitores”.


Hay que tener presente que la reforma de la custodia compartida en Aragón constituye un error por la existencia de finalidades políticas en su producción. Sin embargo, no se puede decir que resulte excesivamente grave el cambio producido debido a una circunstancia relevante.

Dado el amplio margen de la nueva redacción del artículo 80.2 del Texto Refundido de las Leyes civiles aragonesas, la reforma de la normativa sobre la custodia en Aragón va a depender de los jueces, que tendrán la posibilidad de decidir establecer la custodia compartida por regla general, debiendo destacar que, a efectos prácticos, el cambio de redacción podría llegar a tener una escasa o nula incidencia en la resolución de las controversias sobre la custodia de los hijos menores.