La Sentencia del Tribunal Supremo 504/2019, de 30 de septiembre, ha desestimado el recurso de casación que interpuso Mediaset España contra la sentencia que dictó la Audiencia Provincial de Madrid sobre el asunto relativo a la reclamación que realizó la productora ITV por los derechos de emisión de “Pasapalabra”. 

El recurso de casación se presentó por Mediaset España, únicamente, por la cuestión relativa a la indemnización que procedía abonar a ITV conforme al artículo 140.2 del Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, que establece que la indemnización por daños y perjuicios en los casos de vulneración de la propiedad intelectual se fijará por las consecuencias económicas negativas, entre ellas la pérdida de beneficios que haya sufrido la parte perjudicada y los beneficios que el infractor haya obtenido por la utilización ilícita, destacándose que en el caso de daño moral procederá su indemnización, aun no probada la existencia de perjuicio económico, o por la cantidad que como remuneración hubiera percibido el perjudicado, si el infractor hubiera pedido autorización para utilizar el derecho de propiedad intelectual en cuestión.. La resolución indicada señala que “para que proceda la restitución de los beneficios obtenidos por el infractor no es necesario que el titular del derecho de exclusiva infringido haya sufrido un quebranto patrimonial, ni que el importe de la restitución se corresponda con ese quebranto”, pues “Se otorga al titular del derecho infringido esa pretensión restitutoria como consecuencia del contenido atributivo del derecho que el demandado ha infringido”, de modo que, “para que proceda la restitución del beneficio obtenido por el infractor, es irrelevante que el titular del derecho infringido explote o no directamente tal derecho, porque es irrelevante el beneficio que hubiera podido obtener, ya que lo relevante es qué beneficio ha obtenido el infractor por la intromisión en un derecho cuyo contenido patrimonial atribuye a su titular las utilidades pecuniarias que con el mismo puedan obtenerse”, teniendo el precepto citado una finalidad disuasoria a los efectos de impedir la reiteración de esas conductas por los infractores y por otros sujetos.