Cuando convocó lecciones nadie dudaba, ni Tezanos ni nadie, que el PSOE iba a subir y que era su gran baza, la repetición de las mismas. 

Pero, vaya por Dios, se encontró por el camino con la ejecución de lo que era su "promesa" estrella, la exhumación (profanación es la palabra correcta) de Franco y a lo que ha desenterrado es a ese franquismo sociológico, a ese 25% de españoles que estaban en contra de dicha profanación y que quizá llevaban años sin votar y esta vez han decidido acercarse a una urna. Y han votado al menos malo. Al menos tibio con el tema y VOX ha pasado de 24 a 52 diputados, al cual Tezanos le daba entre 12/13 cuando la convocatoria de elecciones.

La "baraka" de Franco que ya anunciábamos aquí se ha hecho realidad y después de muerto ha vuelto a ganar una batalla. Batalla que se deben hacer mirar los tibios Pablo Casado y su PP, que es verdad que ha subido 20 diputados, pero no olvidemos que de su peor resultado en la historia de la democracia; y los cobardes como el hombre de Ciudadanos de cuyo nombre no quiero acordarme.

Ahora solo queda que VOX cumpla con su gente y ya que el resultado le da el poder presentar recursos de inconstitucionalidad a diversas leyes, lo haga con las leyes de género y la infame Ley de Memoria Histórica.

Abascal, así lo ha anunciado desde el balcón...así sea.

Lo de Rivera e Iglesias llorando desde sus tribunas que "vuelve el fascismo" lo dejamos para otro día..., porque ni vuelve, ni sería malo que volviera.